Noticias

Proyecto hidráulico es viable para aeropuerto

Suelo donde se construye es mejor que AICM: Conagua; garantiza captación de agua y volumen de regulación

Por:

El Universal

El Universal

El proyecto hidráulico que se desarrolla en la zona oriente del Valle de México permite construir el Nuevo Aeropuerto Internacional de México (NAIM) y garantiza la captación de agua con un volumen de regulación de hasta 24.5 millones de metros cúbicos, afirmó Roberto Ramírez de la Parra, director general de la Comisión Nacional del Agua (Conagua).

Al dar a conocer los pormenores de esta obra, con el fin de desmentir los mitos generados sobre el tema y aclarar los alcances del proyecto, Ramírez de la Parra detalló que el suelo lacustre donde se construye el nuevo aeropuerto es mejor que el terreno donde se asienta la actual terminal aérea de la capital del país.

El vocero de la Presidencia de la República, Eduardo Sánchez Hernández, comentó que quienes pretenden cancelar la construcción del NAIM, no tienen estudios técnicos que sostengan la viabilidad para la edificación de más pistas en la base aérea de Santa Lucía en el Estado de México.

Aseguró que los autores de la propuesta en contra de la construcción del nuevo aeropuerto, sin referir nombres, “dieron un libro, un folleto, en donde ellos mismos reconocen en la página 83 que no tienen estudios que sustenten su dicho”.

Sánchez Hernández resaltó la importancia de tener los estudios apropiados para la evaluación de un proyecto de tal importancia, “se requieren estudios para hacer un peritaje técnico, cosa que no existe.

Los peritajes técnicos están en la página de internet del aeropuerto, se puede consultar y ahí está lo que sí puede ser y no como aquí que ellos mismos reconocen que no los tienen”.

El candidato presidencial Andrés Manuel López Obrador ha señalado en diferentes momentos que la zona del lago de Texcoco, donde se construye el NAIM, sufre hundimientos de un metro por año.

Ramírez de la Parra afirmó que el terreno en el que está la obra no tiene el mismo nivel de hundimiento que el del actual Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México Benito Juárez.

Ambas terminales aéreas están en el mismo tipo de suelo lacustre, con la diferencia de que el terreno donde está la actual terminal aérea se hunde 50 centímetros cada 18 meses y el predio donde se construye el nuevo aeropuerto se hunde a razón de 21 centímetros en el mismo tiempo.En conferencia de prensa, el titular de la Conagua dio a conocer las obras de regulación que se realizan actualmente en la zona del lago Nabor Carrillo, con el propósito de disminuir los efectos negativos de la lluvia y con el fin de aumentar la capacidad almacenaje de agua, al pasar de 13 millones de metros cúbicos a 24.5 millones y con el propósito de llegar hasta los 50 millones en los próximos 30 años.

“El proyecto hidráulico que se lleva a cabo en la zona oriente del Valle de México garantiza la captación de agua con un volumen de regulación de hasta 24.5 millones de metros cúbicos”, detalló Ramírez de la Parra.El funcionario hizo votos por que esta obra se concluya “independientemente de quién llegue”.

Explicó que las metas de concluir las pistas 2, 3 y 6, para este año se ha pospuesto, ya que lo que se busca es acabar con este proceso de “precarga” para garantizar que las pistas de aterrizaje no presenten ningún problema de hundimiento, como se ha especulado en las últimas semanas.

En esta nota:
  • Proyecto hidráulico
  • Aeropuerto
  • AICM
  • Conagua
  • Nuevo Aeropuerto Internacional de México