¿Qué tan difícil es comprar un boleto para el Super Bowl?

Comprar una entrada para el partido más importante de la NFL sin recurrir al mercado secundario es improbable.

Por: El Universal

Muy afortunados los aficionados que verán este duelo en el estadio. Foto NFL México

Muy afortunados los aficionados que verán este duelo en el estadio. Foto NFL México

En estos momentos y en casi en cualquier otro, las posibilidades para adquirir un boleto para el Super Bowl son tan grandes como tu cuenta bancaria. Pero comprar una entrada para el partido más importante de la NFL sin recurrir al mercado secundario es tan improbable como pegarle al gordo en el sorteo de la lotería de Navidad.


El Mercedes-Benz Stadium, casa del Super Bowl LIII que se disputa este domingo, tiene una capacidad para 71 mil aficionados, sin embargo menos de cinco mil localidades estuvieron disponibles para todos los que no nos llamamos Joe Montana o Jose Luis Higuera, quien aprovechó que las Chivas juegan en Monday Night para escaparse a Atlanta.


Seguramente Higuera recurrió a una agencia de viajes como tantos mexicanos, pero ese es su problema y su dinero o bueno, el de Chivas. Respecto al Super Bowl, los boletos con valor nominal ---osea precio de taquilla—es el punto más bajo en el orden jerárquico.

¿Demasiados anuncios?

Disminuir publicidad


Cada uno de los equipos que disputan el gran juego, este año Patriots y Rams, reciben el 17.5 por ciento de la totalidad de las entradas que sus oficinas reparten entre  sus jugadores y resto de los trabajadores.


Este año, cada elemento de Nueva Inglaterra y Los Ángeles fue recompensado por su esfuerzo para llegar a Atlanta con 30 asientos. Para premiar a los seguidores que compraron boletos para todos los juegos de local durante la temporada las organizaciones ponen a la venta o regalan otro tanto de entradas.


El equipo anfitrión (en este caso, Falcons ) obtiene el siguiente 6.2 % de los asientos. Al igual que los equipos participantes, estos se distribuyen normalmente entre sus fans más fieles por no decir con más dinero porque fueron capaces de adquirir un lugar pre pagado para los ocho partidos de local.


A partir de ahí, todos los demás organizaciones de la NFL obtienen 1.2 por ciento cada uno, o 33.6 por ciento en total. Estos también se dan a los jugadores, miembros de los medios de comunicación y demás.


Esto deja el último peldaño, el 25.2 por ciento de los asientos retenidos por la NFL. No, estos no están disponibles en la taquilla. Es más, las taquillas son de adorno en un Super Bowl y un elemento en peligro de extinción con la digitalización de las compras.

 

En su lugar, la mayoría fue asignada con años de anticipación a socios y patrocinadores. Estas son organizaciones que ejecutan paquetes de viajes, que venden "experiencias de fanáticos”, como la que vivió Higuera que incluyó que el sábado por la mañana conectara un gol de campo de menos yardas que el que acierta cualquier niño de categoría infantil. Entonces, ¿cómo puedo obtener un boleto?


Hay una lotería dirigida por la NFL para regalar boletos, pero su tiempo para eso ya pasó. Cada año, se regalan quinientos boletos a los fanáticos que envían correos impresos a una dirección de la NFL a Nueva York. Esto va desde el 1 de febrero hasta el 1 de junio de cada año, lo que signica que las 500 entradas se ha asignaron hace tiempo.


No existe una lista de precios oficiales para los boletos con valor nominal, pero hace una año a los afortunados que consiguieron les costaron 900 dólares en los lugares más altos donde es probable que te sangre la nariz.

En esta nota:
  • Super Bowl
  • NFL
  • Mercedes-Benz Stadium
  • Super Bowl LIII
  • Joe Montana
  • Chivas
  • Nueva Inglaterra

Y tú, ¿qué opinas?

Te podría interesar