Reprocha víctima de violación labor del Centro de Justicia para Mujeres de Hidalgo

María aseguró haber sido víctima de violencia familiar y violación por parte de su expareja, por lo que interpuso una denuncia hace dos años y hasta la fecha el caso se encuentra estancado.
 

Avatar del

Por: Luis Godínez

Reprocha víctima de violación labor del Centro de Justicia para Mujeres de Hidalgo

Reprocha víctima de violación labor del Centro de Justicia para Mujeres de Hidalgo

A dos años de iniciar una carpeta de investigación contra su expareja por violencia familiar y violación, María denuncia caso omiso por parte de las autoridades y del Centro de Justicia para Mujeres de Hidalgo.

Tras seis años de relación en la que una mujer, a quien nos referiremos como ‘María’ debido a la petición que hizo para la protección de sus datos personales, sufrió violencia familiar y violaciones en su contra, decidió denunciar a su expareja en diciembre de 2019, situación que desde entonces se encuentra estancada con las autoridades, aseveró.

De acuerdo con la denunciante, madre de una pequeña de siete años quien estuvo presente en una marcha de colectivas feministas durante esta semana en Pachuca, en el Centro de Justicia para Mujeres demeritaron su queja al argumentar que el tiempo que pasó entre los hechos y su denuncia era demasiado.

¿Demasiados anuncios?

Disminuir publicidad

“Puse la demanda por violación y me dijeron que no iba golpeada, no tenía golpes ni rasgaduras, entonces no era violación, pero no me hicieron caso cuando dije que me había obligado a tener relaciones sexuales sin mi consentimiento, incluso a golpes, pero hasta hace dos años me decidí a denunciar, no podía hacerlo antes por el miedo y la violencia psicológica que sufría”, señaló.

A decir de María, el trato recibido por el equipo jurídico del Centro de Justicia para Mujeres no fue el esperado, ya que en todo momento mostraron desinterés en su caso, por lo que exhorta a las autoridades estatales a fomentar una mejor atención en dicha dependencia.

“Se supone que es un centro donde nos tienen que apoyar o por lo menos asesorar, pero al llegar son las mismas abogadas las que demeritan tu situación, te hacen creer que estás loca, que la violencia que sufriste es por tu culpa, aun así se abrió la carpeta y a dos años sigue sin avance”, comentó con tristeza.

Actualmente, tanto María como su hija se encuentran en buen estado; sin embargo, perdieron toda esperanza de que se haga justicia en su caso, por lo único que lucharán ante la ley será porque el hombre que aseguran les hizo tanto daño, no pueda volver a verlas.

María estuvo presente en la marcha realizada en Pachuca para exigir el alto a la violencia contra mujeres y feminicidios acontecidos recientemente en el país, donde compartió su caso con cientos de manifestantes que en un solo grito se unieron y le dijeron “¡yo te creo!”

En esta nota:

Y tú, ¿qué opinas?

Te podría interesar