Noticias

Revelan datos del ‘Monstruo de Toluca’, el asesino serial

Unas horas antes del cateo, uno de los cuerpos hallados fue identificado como Martha Patricia Nava Sotelo, de 25 años

Avatar del

Por: El Universal

Revelan datos del ‘Monstruo de Toluca’, el asesino serial

Revelan datos del ‘Monstruo de Toluca’, el asesino serial

TOLUCA.— Óscar Guzmán,  ‘El Monstruo de Toluca’, llegó a Villas Santín hace 16 años, con su familia; pero tres años más tarde su padre fue asesinado, por lo que decidieron regresar a su natal Iztapalapa, y hace siete años, el joven regresó al 136 de la calle Ponciano Díaz; así lo platicaron los vecinos mientras observaban un segundo cateo en la casa de Óscar, donde hallaron a  tres de sus víctimas.

CATEAN CASA. “Se pusieron a revisar el patio de enfrente, lo levantaron, creemos que están buscando cuerpos. También se metieron a la casa de al lado, que está deshabitada,... tenemos miedo porque ayer (martes) el señor de los helados lo vio, y aunque buscó a un policía, le dijeron que lo denunciara y cobrara la recompensa, así que otra vez se les escapó”, contó un lugareño.

Policías de investigación de la Fiscalía observaban, peritos entraban y salían del domicilio. “Llegué a platicar con él, era callado, pero me contó que su hermano vive en Monterrey y su mamá en Iztapalapa con otra de sus hermanas. Nunca nos imaginamos esto”, narró un vecino.

Les contó que le gustaba la psicología y hacía su servicio social en el penal de Santiaguito,  aunque no sabían que practicaba Krav Maga, sí que era elemento de seguridad privada. 

Unas horas antes del cateo, uno de los cuerpos hallados  fue identificado como Martha Patricia Nava Sotelo, de 25 años. No se descarta que la tercera sea una joven que desapareció en marzo en la colonia El Ranchito. 

Se presume que podría haber una cuarta víctima, “un adulto mayor,  pudo haber sido padre de alguna de las muchachas, pero éste es un homicidio de hace un año y apenas se está corroborando”, reconoció el fiscal  Alejandro Gómez Sánchez. 

En esta nota:

Y tú, ¿qué opinas?