Robo de combustible y contaminación, principales problemas en región Tula: obispo

El obispo de Tula Juan Pedro Juárez dijo que el robo de combustible genera violencia en la región y pidió a aspirantes a la gubernatura atender los problemas más urgentes.
 

Avatar del

Por: Lourdes Naranjo

Robo de combustible y contaminación, principales problemas en región Tula: obispo

Robo de combustible y contaminación, principales problemas en región Tula: obispo

Tras el llamado de la comunidad eclesiástica de Hidalgo a que la sociedad razone su voto ante el próximo proceso electoral para la gubernatura, el obispo de Tula Juan Pedro Juárez Meléndez exhortó a quienes sean aspirantes o candidatos, atender las problemáticas en la región como robo de combustible que genera violencia, así como la contaminación de agua, suelo y aire.

En conferencia de prensa mencionó que en cada región del estado se acentúan diversas situaciones dependiendo de las necesidades y en Tula lo que actualmente preocupa a toda la población es la violencia.

“Saben que el huachicol en esa zona ha aumentado, eso mismo ha creado más violencia entre las familias en diversas comunidades, sobre todo donde pasan los ductos, ese es un punto pendiente muy difícil, no es exclusivo de Tula, pero ahí se ha acentuado la situación”, refirió.

También, dijo, el derecho a la familia es otra problemática, “no es exclusivo tampoco de Tula, pero la desintegración familiar ha estado en aumento cada día, la mayor parte de los jóvenes ya no se comprometen a formar un hogar o una familia estable, simple y sencillamente se ponen de acuerdo, viven por un tiempo y se separan”, lo cual causa un gran problema a toda la sociedad porque hay abandono de menores y violencia.

ATENDER CON URGENCIA LA CONTAMINACIÓN

“Otro gran problema que preocupa a Tula y la región es el de la contaminación, habría que insistir mucho en una formación ecológica a todos los niveles y no solo eso, sino atender con urgencia y de inmediato este problema”, expresó.

Indicó que el agua está contaminada por las aguas negras que se reciben de la Ciudad de México, con las que se riegan más de 90 mil hectáreas de todo el Valle del Mezquital, por ende la tierra también está contaminada, sumado al desastre por las inundaciones; además, mencionó que el aire igual es afectado por las emisiones de la termoeléctrica y la refinería.

En esta nota:

Y tú, ¿qué opinas?