Noticias

Sin autorización de la asamblea, alcalde donará a la UAEH terreno y Casa de la Cultura inconclusa

El terreno de dos hectáreas que pretende regalar el presidente de Atotonilco de Tula a la máxima casa de estudios está controvertido por un juicio laboral.
 

Avatar del

Por: Joselyn Sánchez

Sin autorización de la asamblea, alcalde donará a la UAEH terreno y Casa de la Cultura inconclusa

Sin autorización de la asamblea, alcalde donará a la UAEH terreno y Casa de la Cultura inconclusa

Sin contar con autorización de la asamblea municipal, el alcalde de Atotonilco de Tula, Raúl López Ramírez anunció que donará a la Universidad Autónoma del Estado de Hidalgo (UAEH) un terreno de dos hectáreas, donde se encuentra la Casa de la Cultura local que ha permanecido como elefante blanco.

Durante una gira a la comunidad de Progreso con la finalidad de conmemorar el décimo aniversario de la Escuela Superior de Atotonilco de Tula (ESAT), perteneciente a la máxima casa de estudios hidalguense, el alcalde aprovechó para anunciar la donación durante el discurso que emitió ante estudiantes y autoridades.

El miércoles pasado sesionó el Cabildo, previamente López Ramírez platicó con sus compañeros de la asamblea municipal, les planteó la posibilidad de que dos días después entregara una carta intención al rector de la UAEH, Adolfo Pontigo Loyola para proceder con la donación del terreno contiguo a la ESAT.

Sin embargo, el regidor Héctor Rodríguez López le recordó que la mitad de ese terreno quedó en garantía para el pago del laudo interpuesto por los trabajadores que despidió el alcalde con licencia, Julio César Ángeles Mendoza. Por lo tanto, no se tiene certeza jurídica y pidió esperar hasta contar con título de propiedad.

La postura mostrada por el regidor fue secundada por varios de sus compañeros. Sin embargo, el presidente municipal aprovechó la presencia del rector, durante el festejo de la institución educativa, para informarle su intención.

El interés está relacionado con que dentro de esas dos hectáreas se encuentra la edificación de lo que se proyectaba como Casa de la Cultura de la comunidad de Progreso, cuya primera etapa fue ejecutada por la administración 2012-2016.

Durante los tres años que lleva la actual administración municipal, no se han invertido más recursos para su culminación y según expuso el presidente, tenerla solo genera gastos porque se tiene que pagar, además, un velador.

Admitió que la edificación no se terminaría durante esta administración porque el programa federal del que obtuvieron recursos para la primera etapa desapareció ya y no tienen intención de etiquetar presupuesto municipal.

Entonces, encontró viable que el espacio sea donado a la UAEH para que ellos se hagan cargo de su conclusión y administración, pero dicha donación no podrá ser concretada hasta que se tenga certeza jurídica de todo el predio.

En esta nota:

Y tú, ¿qué opinas?