Noticias

Una nueva oportunidad de vida, misión de Michou y Mau

Tenacidad y persistencia, son dos atributos de esta fundación para salvar a jóvenes que sufrieron quemaduras tras la explosión en Tlahuelilpan. 

Avatar del

Por: Joselyn Sánchez

Una nueva oportunidad de vida, misión de Michou y Mau(Especial)

Una nueva oportunidad de vida, misión de Michou y Mau | Especial

Luego de la tragedia del 18 de enero, la fundación Michou y Mau empezó una búsqueda de infantes quemados por la explosión. Lograron localizar a ocho menores pero solo cuatro pudieron ser trasladados a Texas.

Durante entrevista con AM Hidalgo en la Ciudad de México, a un año de la explosión, Ambar Solís González, directora de emergencias y traslados de la fundación, narró el trabajo que llevaron a cabo para localizar a los jóvenes.

Laboramos toda una semana al tratar de ubicar a los pacientes, tuvimos la fortuna de tener varios contactos que nos ayudaron a localizar más fácil a los menores de edad, entre ellos logramos trasladar a cuatro: Alan, Emmanuel, Francisco y Juan Alberto”.

Donación de China, para tratamiento de jóvenes convalecientes por explosión en Tlahuelilpan

Explicó que una vez que ubicaron a los ocho menores de edad, los valoraron para conocer su estado de salud y, a través del Comité Médico evaluaron quiénes cumplían los criterios de traslado al hospital Shriners en Galveston, Texas.

Para ello, los pacientes tienen que estar estables en piso con la finalidad de poder realizar el viaje aéreo. 

Tenemos conferencia con los médicos de Galveston, el médico tratante y el comité médico, ellos deben estar en acuerdo de que los pacientes están estables para el traslado, esto puede demorar tres horas hasta días, entonces prevalece mucha comunicación”.

Alan feliz de regresar a México, luego de la explosión de Tlahuelilpan

PRIMER TRASLADO

El primer traslado a Galveston fue el 19 de enero, cuando llevaron a Alan Josette Hernández Reyes de 15 años de edad con 83 por ciento de superficie corporal quemada (SCQ).

Al momento de la explosión Alan fue ingresado al Hospital de Alta Especialidad de Zumpango en donde tenemos médicos de la Fundación Michou y Mau y ellos nos informaron”, contó Solís González. 

El segundo fue Emmanuel Mendoza Escamilla de 18 años de edad y un 70 por ciento de SCQ, quien partió de México el 21 de enero con ayuda de la Secretaría de Marina.

Médicos de Michou y Mau acudieron al Hospital General de Pachuca con tal de valorar al paciente y una vez estable procedió el traslado.

Estuvimos en contacto con los que pudimos para ver si eran candidatos (a ser trasladados), desafortunadamente muchos de ellos no lograron la estabilidad necesaria y fallecieron en diferentes hospitales en México”.

Una madre llora a su hijo en Teltipán, hoy es sepultado

Francisco Reyes Pedraza, de 12 años de edad y un 65 por ciento de SCQ, fue trasladado el 23 de enero, mientras que Juan Alberto Martínez Sánchez de 15 años de edad y un 87 por ciento de SCQ fue llevado el 29 de enero.

Los traslados de ambos ocurrieron con ayuda de la Secretaría de Marina; sin embargo, lamentablemente fallecieron en Shriners.

Convaleció 35 días por explosión en Tlahuelilpan; cohetes y banda de viento lo despiden

TERAPIA INTENSIVA 

Una vez que llegan a Galveston ingresan a terapia intensiva, continua la comunicación para ver cómo evolucionan. A su regreso pasan a un área donde empiezan su proceso de rehabilitación”. 

Una vez que regresan de Galveston obtienen apoyo de visa y pasaporte, ya que deben ir a Texas para diferentes consultas, cirugías, terapia física, psicológica, depende de cada paciente, explicó Fernanda Arellano, directora del Área de secuelas de Michou y Mau.

Explicó que la atención en el hospital americano es gratuita hasta que cumplan 18 o 21 años, al depender de los criterios que Galveston determine.

Ambar Solís remarcó que gracias a la Cruz Roja Mexicana se obtuvo equipamiento para las terapias de Emmanuel en el Centro de Rehabilitación Integral Regional (CRIRH) en Tula, el cual fue entregado el 11 de diciembre de 2019.

EMMANUEL, UNA HISTORIA DE SUPERACIÓN

Emmanuel Mendoza Escamilla intenta que su vida vuelva a la normalidad dentro de lo posible, dice durante entrevista con Am Hidalgo. 

Dan muestras de cariño a Emmanuel, sobreviviente de tragedia en Tlahuelilpan

Incluso ya asistía a la escuela, pero derivado de que inició de forma extemporánea, además de que los médicos en Galveston restringieron la exposición al sol, decidió posponer sus estudios un semestre más.

El joven desea cursar Intervención Educativa y está decidido a asistir a sus clases una vez que se recupere, toda vez que aún necesita practicarse cirugías en Galveston.

Emmanuel cumplió 18 años en EEUU, tras explosión en Tlahuelilpan

La mamá de Emmanuel, doña Verónica Escamilla Reyes comentó que un hijo con quemaduras requiere de cuidados para que los injertos no se infecten, así como la piel no se lastime y sangre.

Explicó que aunque intentan retomar sus vidas no es fácil porque Emmanuel aún no está del todo bien, pero en ningún momento deja de agradecer que su hijo este vivo y como ella dice: “todo lo que venga ya es ganancia”.

Con su experiencia notó que el personal médico de México y sobre todo de Hidalgo no está preparado para atender a pacientes quemados, luego que fue sometido a un procedimiento que complicó su salud: le inflamó el cerebro y eso pudo costarle la vida.

Por ello, la familia está agradecida con la fundación Michou y Mau, además del Hospital Shriners, Cruz Roja Mexicana y el gobierno de Hidalgo por participar en esta nueva oportunidad de vida.

En esta nota:

Y tú, ¿qué opinas?