Noticias

XANTOLO, un festival de la Huasteca que se celebra con comida típica y cultura fúnebre

Es una tradición en torno al Día de Muertos en la ciudad de Huejutla; esta fiesta data desde la época prehispánica y se celebra durante cuatro días

Avatar del

Por: El Universal

1/4
XANTOLO, un festival de la Huasteca que se celebra con comida típica y cultura fúnebre(Especial)

XANTOLO, un festival de la Huasteca que se celebra con comida típica y cultura fúnebre | Especial

XANTOLO, un festival de la Huasteca que se celebra con comida típica y cultura fúnebre

XANTOLO, un festival de la Huasteca que se celebra con comida típica y cultura fúnebre

XANTOLO, un festival de la Huasteca que se celebra con comida típica y cultura fúnebre

XANTOLO, un festival de la Huasteca que se celebra con comida típica y cultura fúnebre

XANTOLO, un festival de la Huasteca que se celebra con comida típica y cultura fúnebre

XANTOLO, un festival de la Huasteca que se celebra con comida típica y cultura fúnebre

Esta fiesta data desde la época prehispánica y se celebra durante cuatro días, desde el 30 de octubre hasta el 2 de noviembre. El primer día, se realiza el montaje de los altares, ofrendas y sus famosos arcos de cempasúchil decorados con frutos como la caña, la lima, y la naranja. El segundo día se ofrenda a los niños con arcos más pequeños, chocolates, dulces y juguetes. El 1 de noviembre, es el día que ofrendan a los difuntos adultos con alimentos como mole, tamales y cerveza, mientras que el último día, el 2 de noviembre, es conocido por el tlarnacualistli, es decir, el encuentro “entre vivos y muertos”. En éste, las familias llevan comida y bebida al cementerio como tributo a los difuntos, y suelen tocar música y compartirse alimentos.

Aunque esta festividad también se realiza en otras regiones de la Huasteca, Huejutla es uno de los lugares más emblemáticos por sus altares, ofrendas, danzas, muestras gastronómicas, y sus tradicionales recorridos con disfraces en el que gente del pueblo danza de casa en casa, hasta que los dueños de las casas los invitan a pasar y a comer algo de la ofrenda que está en sus altares.

En esta nota:

Y tú, ¿qué opinas?