8 de marzo ¿Celebración o Conmemoración??

LA DOXA

Avatar del

Por: Dulce Cano

Marzo de 1908, queda marcado como un hito en la lucha laboral, sindical pero sobre todo por los derechos de las mujeres: 129 de ellas fallecieron en un incendio en la fábrica textil Cotton, de Nueva York, Estados Unidos, posterior a realizar una huelga donde buscaban la reducción de su jornada laboral, oportunidad para poder estar en tiempo parcial al cuidado de sus hijos, pero sobre todo declaraban su pie de lucha por un salario igualitario al que percibían los hombres, derivado de la realización de actividades similares, sin dejar de lado las malas condiciones que también sufrían. Desafortunadamente el dueño de la fábrica ordenó cerrar las puertas de este edificio para que las mujeres desistieran y abandonaran el lugar, lo cual no tuvo éxito y provocó un incendio en el que fue inminente la muerte de las mujeres que se encontraban al interior.

En 1910 se llevó a cabo la segunda Conferencia Internacional de Mujeres Socialistas, en Copenhague con la temática referente al sufragio universal para las mujeres, y por iniciativa de Clara Zetkin, quien fungía como líder de “Uprising of the 20,000” (Levantamiento de las 20.000), se oficializó el 8 de marzo como el Día Internacional de la Mujer Trabajadora, en homenaje a las mujeres caídas en la huelga de 1908. Cabe destacar que este grupo, movilizó a más de 40,000 personas, en su gran mayoría mujeres jóvenes, de origen judío, emigradas de Europa Oriental, que manifestaban las nulas condiciones de seguridad, salubridad, así como acosos y humillaciones dentro de sus actividades laborales.  

Sin duda estos dos momentos de la historia han dejado como manifiesto que al menos desde hace más de 100 años existe una batalla constante por consolidar primeramente la visibilidad de las mujeres en los espacios laborales y posterior a ello proponer las condiciones necesarias para romper con la brecha de género que aún existe, ya que de acuerdo al “Global Gender Gap Report 2020” (Informe global de la brecha de género 2020) el tiempo que se tardará en cerrar la brecha de género en el ámbito laboral, político, económico y educativo oscila a los 99.5 años. Pero, ¿a qué nos referimos exactamente con brecha de género?. La brecha de género es una forma de mencionar el contraste que existe entre mujeres y hombres en cuanto a oportunidades, recursos y derechos en el ámbito laboral.

Otra de las recientes palabras dentro del lenguaje referente a las mujeres y su causa, ha sido el denominado “Techo de Cristal”, quién mencionó por primera vez en 1978 la consultora Marilyn Loden durante una mesa redonda sobre las aspiraciones de las mujeres, el cual hace referencia a la limitación que existe para el ascenso laboral en espacios de alta dirección dentro de las diversas organizaciones públicas o privadas, dónde evidentemente se trunca su desarrollo profesional, al no poder ser impulsadas por sus liderazgos dentro de estos espacios.

Por otra parte, una de las palabras que también hemos escuchado de manera frecuente en la actualidad es la de “Patriarcado” la cual tiene sus orígenes del latín patriarchalis, que significa “gobierno de los padres” donde predomina la autoridad del varón en un grupo de personas o sociedad de manera particular ejerciendo poder sobre mujeres y niños.

Con base en lo anterior, es un hecho que ha habido avances significativos que ponen dentro del colectivo social la incorporación de las mujeres en diversos ámbitos, fortaleciendo su desarrollo profesional, pero aún son grandes los esfuerzos que se deben consolidar derivado del trabajo en conjunto con la ciudadanía, organizaciones civiles y por supuesto gobiernos, locales, estatales, federales e internacionales.

Hoy es una realidad reconocer que México ha avanzado en el tema de género, derivado de la implementación en el ámbito político donde a través del tema de paridad dentro de los Congresos de la Unión impulsa una agenda equitativa donde el 50% de estos espacios son ocupados por mujeres. Pero no solo debe quedarse ahí, ahora hay que impulsar la profesionalización de las mujeres, de tal forma que al ocupar estos espacios no solo sea por cumplir una cuota de cuates, sino que realmente cada escaño o curul ganado sea integrados por las mujeres mejor capacitadas para conducir los esfuerzos del país.

Las continuas marchas, manifestaciones digitales, días sin mujeres se han quedado presentes como ejercicios que han logrado visibilizar ante la sociedad y gobierno los temas que aquejan al sector femenino y que han generado en los recientes años gran controversia social no solo desde la perspectiva masculina sino también por voz de otras mujeres que no se sienten identificadas o representadas por estos movimientos. Más allá de las diferencias que existan entre el mismo género, desde ambas perspectivas debería considerarse:  ¿Qué sigue después de la manifestación?, ¿Qué acuerdos sociales o gubernamentales se lograron?, ¿Los índices de feminicidios se redujeron?, ¿Existe un incremento salarial en la vida de las mujeres?.

Finalmente a pesar de estás diferencias e incógnitas que quedan entre el colectivo, algo que si debe quedar presente y se debe concretar desde cualquier trinchera de toma de decisiones por parte de las mujeres, son las propuestas y la contribución para el aceleramiento de compromisos internacionales en materia de igualdad de género y empoderamiento de las mujeres a través de su liderazgo y participación, haciendo especial énfasis en programas que impulsen su autonomía económica y por consecuencia se pueda ir controlando la discriminación y la violencia que aún existe para cada una de ellas.

Lo que no se mide, no se puede controlar y por ende no mejora, por ello es importante la planificación de estrategias y presupuestos nacionales que permitan incorporar la perspectiva de género con visión internacional, pero implementación local que en un futuro cercano nos conlleve no solo a conmemorar si no también a celebrar los logros obtenidos antes está importante causa.

Por ello, tú desde tu trinchera el 8 de marzo,  ¿lo celebras o lo conmemoras?.

ACLARACIÓN                                                     
La opinión expresada en esta columna es responsabilidad de su autor (a) y no necesariamente representa la postura de AM Hidalgo.
Opinión

Opinión en tu buzón

Deja tu correo y recibe gratis las columnas editoriales de AM, de lunes a domingo

8am

Y tú, ¿qué opinas?