Opinión

¿Agotamiento emocional?

LA MEJOR VERSIÓN DE TI

Avatar del

Por: Romina Marín Islas

Ahora se ha generado un nuevo concepto llamado agotamiento emocional, que se desprende de lo que conocemos como cansancio mental. Esta condición se genera al combinar todas las presiones y estrés que tienes, con las emociones negativas sin expresar y viviendo en medio de una pandemia.

El agotamiento emocional no aparece de la nada, viene de un cúmulo de situaciones que has tratado de sobrellevar y que piden salir porque ya te estás desplomando.

Es un proceso que se desarrolla lentamente, quizá sin darte cuenta. Sentirse con agotamiento emocional es una condición que muchos padecen en esta época.

Este malestar tiene algunas consecuencias si no es atendido, puede generar depresión, sentirte irritable todo el tiempo, parálisis facial o alguna otra enfermedad física, pues somatizamos las experiencias negativas.

El agotamiento emocional incluye cansancio mental y fatiga física. ¿Cuáles podrían ser las causas de este padecimiento? Se genera cuando hay falta de equilibrio entre lo que damos y queremos recibir.

Es un proceso personal. Cuando quieres tener control de tus expectativas. Por ejemplo, si sientes que una persona te falla, puedes culparla, pero lo que falló es lo que tú querías o pensabas recibir. No fallan las personas ni las situaciones que se salen de control, fallan nuestras expectativas.

Por lo general, otra de las causas es que si tu personalidad es muy perfeccionista, entrar en ambientes con personas tóxicas o trabajar en algo que no te gusta puede generarte conflictos. Circunstancias de ese tipo son de gran exigencia y demandan sacrificios. Estas situaciones llevan al límite a cualquier persona.

La personas agotadas no se dan tiempo para procurarse a ellas mismas. Muchas veces no reciben el agradecimiento a su gran esfuerzo y sienten que es normal rendir más, se olvidan que también tienen necesidades y se resisten a reconocer que no pueden aguantarlo todo.

El agotamiento mental es algo físico y emocional, se siente como una pesadez y desánimo hacia todo. Cada cosa que haces te absorbe mucha energía, te cuesta mucho no estresarte, no mostrarte apático hacia los demás y a todo lo que está a tu alrededor.

El agotamiento emocional es considerado la nueva enfermedad moderna, según Schaffner, crítica literaria e historiadora en la Universidad de Kent, en el Reino Unido. El resultado de su investigación es su libro: "Agotamiento emocional: una historia", es un fascinante estudio sobre las formas en que doctores y filósofos comprendieron los límites de la mente humana, el cuerpo y la energía.

El agotamiento emocional es una preocupación que cada día incrementa sus cifras, llevándote al desgate general y afectando seriamente la salud física. Algunos argumentan que es tan solo una etiqueta no estigmatizada de la depresión.

Debo de hacer hincapié que el agotamiento emocional tampoco debería confundirse con el síndrome de fatiga crónica (SFC), el cual implica periodos prolongados de fuerte cansancio físico y mental durante algunos meses; la diferencia es que este incluye dolores físicos.

PUEDES COMBATIR EL AGOTAMIENTO EMOCIONAL:

  • Haciendo ejercicios de relajación y estiramientos.
  • Realizando ejercicios de respiración, inhalando, sosteniendo y exhalando lentamente.
  • Reconocer que todas las personas tenemos tenemos dificultades y pasamos por circunstancias llenas de estrés. Saber que no solamente uno es quien padece. No es comparación, es quitarte el peso de encima de creer que todo gira entorno a ti.

Asistir a una sesión terapéutica podría combatir los efectos del agotamiento emocional. Exteriorizar lo que sientes te ayuda a sanar internamente.

Recuerda que la mente puede ser nuestra gran amiga o nuestra peor enemiga. Según un estudio realizado en Harvard, tendemos a centralizar nuestra vida, sufriendo por situaciones que no ocurren.

Es necesario que te enfoques, pues si vives con miedo a lo imaginario afectas tu lado emocional. Concéntrate, dale prioridad a lo necesario, organiza tus tiempos para que disminuyas tus niveles de estrés y ansiedad.

Si quieres, puedes, solo necesitas tener disposición y ayudarte. Cualquier cambio que desees realizar depende de ti. Escucha a tu cuerpo y tus pensamientos para poder poner todo en equilibrio y convertirte en la mejor versión de ti.

Opinión

Opinión en tu buzón

Deja tu correo y recibe gratis las columnas editoriales de AM, de lunes a domingo

8am

Y tú, ¿qué opinas?