Opinión

Andrés Manuel, sus datos y candidatos

FRENOLOGÍA

Avatar del

Por: Iván Lozano

“Yo tengo otros datos”, bien puede ser la frase emblema de la administración presidencial de Andrés Manuel López Obrador. Como as bajo la manga, acude a ella con prontitud para desestimar datos que le son incómodos y afirma tener de primera mano la información correcta, la de a deveras.

La Auditoría Superior de la Federación (ASF) señaló que en el primer año de la administración de López Obrador, en 2019, hubo posibles irregularidades por 67 mil 498 millones de pesos, según publicó El Universal. En esta cifra se incluyen recursos pendientes de justificar en las secretarías de Bienestar, Cultura y Salud, entre otras.

“Están mal”, apresuró a decir Andrés Manuel y afirmó tener otros datos, los cuales tal vez presentó en la mañanera de este martes (esta columna fue escrita el lunes por la noche) o presentará en breve para que no vayamos a creer que son como los de antes. Cabrá esperar que sean pruebas más contundentes que la corrupción acusada en los famosos y ahora extintos fideicomisos pero que no mostró ni señaló responsables; mismo caso para las estancias infantiles o el cancelado aeropuerto que rebozaba corrupción pero sin culpables.  

Además, pa’ no olvidar otro de sus sitios comunes, el presidente acusó a la ASF de dar herramientas a sus adversarios que, reitera, permanecen agazapados en las sombras para dar nuevos y oportunistas zarpazos, especialmente a unos meses de la elección más grande en la historia del país, como la calificó el propio INE.

De oportunismo electoral señaló también al revuelo mediático que causó la designación de Félix Salgado Macedonio como candidato a la gubernatura de Guerrero. El susodicho tiene sobre sí cinco acusaciones de mujeres, tres de ellas son denuncias por violación. 

La opinión pública pide al presidente echar atrás (al menos manifestarse en contra) la candidatura del impresentable que en más de una ocasión ha sido motivo de escándalo por violento. Sin embargo, el tabasqueño se hace el que no oye las peticiones de las mujeres que acusan a Salgado Macedonio ni las voces ciudadanas que reclaman el nombramiento, a pesar que la 4T se ha declarado feminista en varias ocasiones y guardiana de los y las desprotegidas. 

No obstante, Andrés Manuel sí escucha con claridad los titulares y la metralla que se reparte desde los medios de comunicación, a quienes responde: “ya chole”, como hiciera su antecesor de lustroso peinado. Parece, pues, que más le pica el oportunismo electoral (existente, por supuesto), que voltear siquiera al reclamo de ciudadanas que exigen tres pesos de congruencia.

Hasta el momento la candidatura de Salgado Macedonio se mantiene incólume, por lo que podría ser uno de los principales reclamos durante las protestas que se prevén por el 8M en distintas ciudades del país, como ya es costumbre, aunque inconveniente en tiempos pandémicos. Veremos cuánto dura la postura presidencial, que no es conocida por recomponer camino, sino por acariciar la necedad.

ACLARACIÓN                                                     
La opinión expresada en esta columna es responsabilidad de su autor (a) y no necesariamente representa la postura de AM Hidalgo.
Opinión

Opinión en tu buzón

Deja tu correo y recibe gratis las columnas editoriales de AM, de lunes a domingo

8am

Y tú, ¿qué opinas?