Opinión

Aprende a no engancharte

LA MEJOR VERSIÓN DE TI

Avatar del

Por: Romina Marín Islas

Somos seres humanos, que necesitan asociarse con otros seres humanos, no digo que sea imposible, pero generalmente, todos necesitamos de todos, por lo tanto, nos desenvolvemos en diferentes entornos, muchas veces gratos, en otras ocasiones no tanto y algunas veces estamos conviviendo en ambientes tóxicos, desde la familia pasando por lo laboral llegando al extremo donde suele suceder hasta con nuestro grupo cercano de amigos.

Esto para nada se torna extraño, las presiones del día a día, nos van absorbiendo y todos tenemos diferentes formas de reaccionar ante nuestras mismas emociones, aunque debemos recordar, que es totalmente opcional, se trata de no quedarte con algo que no te corresponde.

Desgraciadamente las emociones negativas se propagan más que las positivas, es sin duda un factor curioso, porque cuando creemos que la risa es contagiosa, resulta que la tristeza, el enojo, el coraje, el nerviosismo o la ira, influyen más en todos que los sentimientos de alegría.

Si alguien no ha tenido un día bueno, si las cosas no le salen como las planea en su cabeza, se invade de frustración, desquitándose con todos los que lo rodean, contaminando los núcleos sociales en los que se mueven, simplemente se desquitan con quien ni la debe ni la teme, si a ti te llega a pasar lo mismo, la verdad es que no es justo que explotes con quien se cruzó  por tú camino o con quien te la hizo, por eso que debería existir siempre la cordura y el control sobre uno mismo, repito, sí bien no tenemos la culpa los demás, tampoco nadie debe ser responsable de lo que las personas tóxicas, no se saben canalizar  en relación a sus malos sentimientos, emociones o incluso sus pensamientos.

Lo único que podemos hacer ante estos entornos y personas con ese comportamiento, es ignorar, yo se qué no es tan sencillo, porque, a decir verdad, hasta caen mal, porque si despiertan felices, anda que caminan sobre nubes, pero si se ponen de malas, hasta cambian la forma en la que nos saludan, así que no lo tomes personal, el problema no es contigo, es con ellos mismos. 

Yo te sugiero, que si la relación no es muy cercana, no la hagas por ningún motivo, pues es perdida de tiempo estrechar lazos o conexiones con quienes no somos a fines, si llegado el momento te sucede con un familiar o con un amigo, podrías platicar de manera asertiva, el  que sus actitudes no van contigo, que no te hacen sentir bien, que hasta cierto modo te incomodan y que gustaría a ti, tener que cambiar con ellos, por las cosas que se han vuelto una constante, es más, coméntales, lo que te hacen sentir, segura estoy de que si te valoran y te aprecian, sin duda, harán algo al respecto, por tratarte siempre de la misma manera sin que sean volubles con su comportamiento.

Es apremiante para no afectarte, recordar siempre cual es tu propósito personal en la vida, cuales son tus metas, tus objetivos, porque mientras tú las estés trazando, accionando, no te distraerás ante ese tipo de cosas.

Recuerda que tú puedes marcar la diferencia, solo no esperes que los demás hagan las cosas como tú las harías, no significa que no aportes un granito de arena, solo que el proceso de ser una mejor versión de uno mismo, no depende de cuanto tú te esmeres porque seas un ejemplo, ante los demás, mejor sigue adelante, en el camino encontrarás personas con tu misma forma de pensar o de ver la vida.

Quisiera también mencionar, que la compresión es indispensable, que detrás de una persona existen un sinfín de problemas, no quiero que con esto pienses que debes de aceptarlo o resolverles sus problemáticas, solo respeta y no te enganches.

Y tú, ¿qué opinas?