Aprendiendo de los errores

MAMÁ USA BOTAS

Avatar del

Por: Melina Lugo Frías

Pues el sol está ¡que qué bárbaro! Hoy pensé que haría frío, (eso dijo también la señorita aplicación del clima) así que, en resumen, me derrito, eso de las probabilidades de lluvia han de ser más tarde o serán un engaño, pero bueno, de esos momentos que sirven para reflexionar mientras espero en el auto.

Entonces aprovecho y me meto un rato a las redes sociales, alcanzo a ver un post de la página de Inteligencia Emocional, y dice el título “Cómo no juzgarme tanto”, pienso, ¿y de verdad lo hago? (Evidentemente pensando en el tema maternidad), así que descubrí que sí, lo hacía y al parecer en ocasiones lo sigo haciendo.

El primer punto decía, Aprendiendo de los errores, aunque este venía un poco diferente, pero me pareció más digerible así.

La información de la maternidad no venía empastada ni era un librote de esos que traen en el índice, 1.- ¿Cuál es la mejor forma de atender un berrinche?, “no, no te pongas de malas, seguro deja de gritar mientras lo miras con tranquilidad” o 2.- ¿Qué hacer en caso de que tengas sueño y te toque darle leche a las 4 de la mañana? “no te preocupes, toma un vaso de agua con calma para despertarte mientras te preparas para alimentarlo”, porque como mamá me hubiera encantado que me entregasen al niño acompañado del manual, pero la realidad es que en cualquiera de esos momentos he reaccionado mal, de malas, hablando fuerte o siendo autoritaria y pasando unos minutos venía la culpa o el arrepentimiento por mi actitud; ahora que mis hijos están más grandes y llegan  a pedirme cosas mientras ando en otra cosa contesto de golpe NO, cuántas veces digo no, por simple reflejo, me están hablando mientras estoy ocupada, y eso que aún piden permiso y contesto, NO, y se van enojados y con razón, o no escuché bien o no puse la suficiente atención, ¿me equivoco en la respuesta? Probablemente, porque no centré mi atención en la pregunta, en mi caso no tener escucha activa me hace sentir mal casi de inmediato, en otras ocasiones doy muchas indicaciones al mismo tiempo “levanta los platos, limpia la mesa, ponte zapatos, recuerda que te tienes que bañar” evidentemente confundo, no saben cual atender primero y se molestan, “mamá, es que me pides tantas cosas” y tienen razón. En otras según yo, enseñaba sobre límites, pero un error, por ejemplo, había sido que esos límites no estaban bien explicados, decir “porque no y ya” no es la manera al menos no para mí, en ese proceso he aprendido que llego a subestimarlos pensando en que si les digo el por qué de mi no, no entenderían y la mayoría de las veces me sorprenden con sus respuestas. Muchas veces cargaba alguno de esos errores por un buen tiempo, el autoanálisis es una buena chamba, preguntando si hice o no lo correcto, otras tantas molestándome con el resultado y aprendiendo de él. Cada uno tiene temas que pensar y en cuales poner atención, en mi caso funciona tomarme unos minutos al final del día para ver qué tal estuvo, ¿actúe de manera impulsiva? ¿Qué pude hacer mejor? ¿me enojé por algo? Hoy, me tengo paciencia porque en esa parte de juzgarme sobre cómo hago todo todo el tiempo, pues cansa y ese cansancio se refleja en cómo trato a los demás. El no ser empática, asertiva, y como les platiqué antes no dar instrucciones correctas, la maternidad es un proceso donde existen errores, y pienso que hay la oportunidad de corregirlos y aprender de ellos, la perfección no será posible ni tampoco es una meta a cumplir, centrarse en darles las herramientas  necesarias para poder desarrollarse, vivir y disfrutar el mundo que les toca, eso sí, es una buena chamba, así que entiendo que, puedo equivocarme, lo que no puedo permitirme es repetirlo y no corregir, hay errores que minimizamos o exageramos acorde a nuestras experiencias vividas, así que sí, si son parte del proceso y en ese proceso cada día aprendo más.

ACLARACIÓN                                                
La opinión expresada en esta columna es responsabilidad de su autor (a) y no necesariamente representa la postura de AM Hidalgo. 
Opinión

Opinión en tu buzón

Deja tu correo y recibe gratis las columnas editoriales de AM, de lunes a domingo

8am

Y tú, ¿qué opinas?