Opinión

Celebrar la libertad y la diversidad

¡QUÉ SABE NADIE!

Avatar del

Por: Rodrigo Estrada

Es fantástico que a pesar del tiempo de incertidumbre que vivimos por la pandemia, el espíritu patrio no dejó de hacerse presente, quizá en mucho aumentó. El tequila, el pozole y el ambiente de festejo se guardó en casa, pero no estuvo ausente. Lo que parece quedar ausente en la mente de varias personas es la razón y el sentido del cambio. Algunos celebran, pero sin tomar conciencia del motivo: LIBERACIÓN y CAMBIO.

Hace 210 un grupo de personas vieron necesario emprender la lucha contra el orden establecido, aunque mucho tuvo que ver la amenaza de la expansión napoleónica en Europa, que amenazaba con llegar también a América, la realidad es que la revuelta de Miguel Hidalgo y sus seguidores permitieron la transformación radical de un territorio en el que las diferencias innatas eran causa de segregación.

Un siglo y una década después en México se libra una lucha ideológica y en algunos lugares también cuerpo a cuerpo, por romper cadenas. Por un lado, están las mujeres feministas que cada vez son más visibles, que dan gritos por las calles del país exigiendo justicia para sus hermanas y madres asesinadas por el patriarcado. Muchos las siguen desprestigiando y minimizando su lucha, sin embargo, poco a poco dejan claro que las mujeres deben estar VIVAS.

De forma paralela está la comunidad LGBT+, en donde hay tanta diversidad que muchos creen que se trata de agregar letras al azar, cuando sólo se trata de respeto. Algunos gachupines de cabeza dura se preocupan por las relaciones sentimentales de otros o de la forma de identificarse e ignoran las verdaderas atrocidades que suceden a su alrededor. Para algunos, ver a una mujer besando a otra mujer puede parecer más escandaloso que el asesinato de mujeres trans, violaciones a hombres trans o el acoso de adolescentes homosexuales.

Quizá el grupo de insurgentes también escuchaba “no son las formas”, “con los edificios no”, “que busquen la independencia pero que no lo hagan en público”. ¿Qué habría pasado si hubieran seguido las recomendaciones de los conformistas y privilegiados? Hoy no habría Día de la Independencia. Por eso es tan importante que abramos paso a las revoluciones, que sumemos y no que desgastemos los intentos por edificar un nuevo mundo en donde el respeto debe ser eje central.

ACLARACIÓN                                            
La opinión expresada en esta columna es responsabilidad de su autor (a) y no necesariamente representa la postura de AM Hidalgo.
Opinión

Opinión en tu buzón

Deja tu correo y recibe gratis las columnas editoriales de AM, de lunes a domingo

8am

Y tú, ¿qué opinas?