Opinión

¿Ciencia o política?

EL DERECHO DE GIL BORJA

Avatar del

Por: Arturo Gil Borja

  • Fb: Arturo Gb 
  • Tw: @arturogilb

El que a dos amos sirve, con uno queda mal”

Refrán Mexicano

El arte de la política data de miles de años, pues aun y cuando tenemos conocimiento legado en libros, leyendas e historias de los griegos, la realidad es que el poder y las organizaciones sociales datan de muchos años atrás.

Los que la practican, dicen que el fin del político es, en primera instancia, acceder al poder, para después, jamás dejarlo ir.

Así, el ser humano ha atestiguado todo tipo de regímenes, junto con todo tipo de gobernantes y les ha dado clasificaciones y adjetivos, pues al final de cuentas, somos propensos a ponerle nombre a todo y vivir de los conceptos y las definiciones.

En la actualidad, muchos quieren distinguir la izquierda de la derecha, los demócratas de los republicanos, los conservadores de los liberales (término que la ciencia política actual había dejado en el pasado), hasta llegar a los fifís y los chairos.

Son tantos los intereses que se juegan, dentro de esto llamado política, que en el discurso se procuran exaltar los valores, pero al momento de ejecutar las instrucciones, se hace con tal incongruencia con lo que se había dicho, que la mayoría de la ciudadanía se queda perpleja, sin comprender nada.

Cuando inició la pandemia en otros países, lo hemos dicho muchas veces en esta columna, el gobierno federal procuró que no cundiera el pánico (al puro estilo del chapulín colorado), manifestando que nada ocurriría y que saldríamos ilesos de la contingencia, había que mantener la gobernanza.

El Subsecretario Hugo López – Gatell, en entrevista a la agencia española de noticias EFE, el 23 de abril, manifestaba que los muertos en México, sumarían a lo mucho 6,000; apenas el 27 de mayo, prácticamente un mes después, comentó que los muertos podrían llegar a los 30 mil.

El mismo Subsecretario, en la ya tradicional conferencia de prensa vespertina, el 3 de abril manifestaba que “no se había probado la eficacia del uso de cubre bocas”, el 27 del mismo mes y replicado el 15 de mayo, en mensaje grabado, continuaba manifestando que el cubre bocas no es una medida de defensa ante el virus, pero curiosamente e 26 de mayo, ya apareció en reunión usando cubre bocas, comentando que era una medida auxiliar; peor aún, en la mañanera del pasado viernes, el Secretario de Educación Pública, Esteban Moctezuma, declaró que en el regreso a clases, el uso de cubre bocas será obligatorio, tanto para alumnos, como maestros. 

El mismo Subsecretario declaró a finales de marzo, que el Presidente podía seguir conviviendo con la gente en sus giras, pues “su fuerza era moral y no de contagio”, para pocos días después, pedirnos a todos nos quedáramos en casa y guardáramos “la sana distancia”, pues de otra manera jamás saldríamos de la pandemia.

Apenas el jueves pasado, manifestó que el Presidente debía regresar a las giras, pues era parte de su trabajo, lo cual tiene toda la razón; sin embargo, omitió comentar que a los estados a los que pretende asistir, la curva de contagios está creciendo exponencialmente; en la última semana el porcentaje de aumento de casos son del 30 y hasta el 59.1% en Quintana Roo, Yucatán, Campeche, Tabasco y Veracruz, entidades contempladas en su reinicio de giras.

Todos vimos a un servidor público que inició ganando el respeto del auditorio mexicano, con una seriedad que daba confianza, pues puso a la ciencia por encima de la imagen pública, sin embargo, conforme fueron avanzando las semanas y debía justificar los dichos del Presidente, López – Gatell recurrió a los discursos políticos, derrumbando escenarios y cifras, contraviniendo sus propias palabras, y sobre todo, causando confusión e incertidumbre.

Una pandemia tiene muchas caras, pues sus consecuencias, no se sienten solo en la salud de los habitantes, sino en sus bolsillos, en su forma de vida, en su educación, entre otros, pero el científico no puede ni debe, so pretexto de ganar la simpatía de su jefe, meterse en un campo, en donde el interés es el poder y no la ciencia.

Hoy, para no contravenir el discurso presidencial, busca infructuosamente justificar las frases como “la curva se ha aplanado”, “tenemos domada a la pandemia”, ya salimos de esta” y varias más, cuando pareciera, en general, aun no salimos del pico más alto, pues se dijo, una de las últimas ocasiones, que el pico de la enfermedad sería el 8 de mayo y apenas estos últimos tres días, hemos tenido a diario, cifras récord en número de nuevos contagios y defunciones.

A todos nos urge salir de esto, pero requerimos que nos informe un científico, que nos hable un académico, que nos reduzca las dudas un servidor público serio y no un político, pues de otra manera, lo mexicanos, estaremos lejos de planificar nuestro futuro cercano y causará mayor incertidumbre e ignorancia “el secundar al jefe”.

Hugo López – Gatell tiene la oportunidad histórica de convertirse en el científico que todos necesitamos para tomar las mejores decisiones en esta pandemia, y quedar al servicio del pueblo de México, debiendo recordar que como tal, no puede ni debe prestarse a servir al juego de la política y quedar sujeto a los intereses de un grupo de poder.

Por hoy me despido, esperando tus comentarios.

Hasta la próxima.

ACLARACIÓN                 
La opinión expresada en esta columna es responsabilidad de su autor (a) y no necesariamente representa la postura de AM Hidalgo.
8am

Recibe gratis por email las 8 noticias esenciales de AM, antes de las 8:00 a.m.

8am

Y tú, ¿qué opinas?