¿Cómo rescatar el amor hacia uno mismo?

LA MEJOR VERSIÓN DE TI

Avatar del

Por: Romina Marín Islas

En la actualidad vemos como el tema de quererse así mismo llega a ejercer cierta presión, porque si te quieres, si reconoces tus logros y esfuerzos, piensan que eres arrogante o soberbio, en cambio si se maneja al polo opuesto, donde dices algo negativo o te quejas de ti mismo, te tiran de loco, como ¡ay no exageres! o  de plano les incomodas porque piensan que sufres demasiado. En mi opinión yo creo que tú debes de estar seguro de quien eres, si alguien te reconoce algún merito, muy bien, pero sino lo hacen, no importa porque tu sabes quien eres, y por el otro lado si siempre tienes un mal concepto de ti mismo, trata de no manifestarlo a todas las personas, solo a quien tú consideres de confianza, porque como dice un dicho: “no le cuentes tus penas a los buitres porque suelen abalanzarse en los animales heridos”, entonces ten criterio en esta parte, se modesto pero no exageres.

Retomando el tema, me cuestione, ¿el cómo rescatar el amor hacia uno mismo?, si estamos regidos bajo conceptos de diferentes núcleos sociales, que nos van dictando como actuar, ya que el aprendizaje que hemos tenido en lo familiar, en lo escolar, en los círculos amistosos, en lo laboral, etc. Nos han llevado un poco a subestimarnos, ya que desde niños estamos a premio y castigo, un ejemplo si eres bueno en la escuela, no hay una palabra motivadora, como: me alegra hijo, porque tú eres muy capaz o inteligente, pero que tal con el famoso: pues es tú única obligación, ¡quizás si! de niños estamos enfocados al estudio, pero el educar con amor, no deja de ser parte de poner o establecer  limites desde que somos pequeños,  ya que los limites son la base de la educación en casa.

El amarse significa, valorarse, darte cuenta de quien realmente eres y ser honesto contigo y aún así quiérete tal cual eres, ya que a partir de este momento encontrarás tú punto de partida hacia lo que puedes modificar y lo que no se puede modificar de todas maneras debes aceptarlo, amarlo y entenderlo como un factor que tú mente potencializa y que en muchas ocasiones los demás ni siquiera lo notan, yo se que varias veces se nos cae un botón o nos sale un punto de acné y para nosotros es el fin del mundo y lo único que terminamos haciendo es que la gente se de cuenta, porque tratamos tanto de esconderlo que solo nos dejamos más expuestos. Algún día pensé que no me gustaban mis piernas pero el amor propio me llevo a concluir: no me gustan, pero me son funcionales, me permiten moverme, trasladarme, etc. Entonces debemos ver las cosas mucho más allá de la vanidad y valorar, solamente cuando se tiene la salud, se valora, cuando somos jóvenes tenemos excesos,  ya que no somos conscientes de que la juventud nos esta permitiendo sobrellevarlos por el momento y que después los años te pasarán la factura, quererse a uno mismo, implica que cuides tú salud ahora para que en años posteriores tengas una buena calidad de vida.

Fuimos creados únicos e irrepetibles, por lo tanto todos contamos con la oportunidad de amarnos y conducirnos hacia un crecimiento integral, aprende a reconocer tus virtudes y fortalezas sin pena, ya que a la mayoría les resulta muy difícil encontrar cosas buenas de si mismos ¡y si las tienen! Un día con un grupo  de chicos hacia un ejercicio, donde todos debían de escribir sus virtudes y sus defectos, todos sacaron una inmensa lista de defectos y muy pocas virtudes, así que platicando con cada uno de manera personal encontramos muchas más virtudes que defectos, solo que a veces nos hacemos menos o creemos que ciertos puntos no son una virtud, por las enseñanzas aprendidas a lo largo de los años, trata de preguntarle a alguien cercano a ti, cuales son sus tres virtudes y al mismo tiempo tú piensa las que le reconoces y juntos verán, que siempre nos ponemos el pie solos, recuerda que lo que encuentres positivo en esa persona, tú lo tienes porque para quererse hay que parecerse.

Otras de las grandes fortalezas que nos brinda el querernos a nosotros mismos serian:

  • Tenernos respeto y evitar acciones que nos denigre o lastimen nuestra dignidad, para que después no tengamos el sentimiento de la culpa.
  • Nos ayuda a cuidar la salud integral es decir la física, la mental, la espiritual y la emocional.
  • Nos permite ser asertivos, aprendiendo incluso a ignorar personas o acontecimientos que son tóxicos para nuestras vidas.
  • Nos ayuda a sopesar las dificultades en el mundo que cada día es más difícil y duro.

Reconoce lo que vales, sin que sientas miedo de ser juzgado, tenemos que encontrar el punto de equilibrio entre amarse y ya caer en lo opuesto que sería la egolatría, la vanidad o ser narcisista. Las personas que no se están amando lo suficiente suelen ser negativas, se atacan constantemente, no piden ayuda por orgullo, soberbia, experimentan los sentimientos más nocivos, se auto compadecen, se juzgan, se castigan, no son objetivos con ellos mismos, creen que entre más se castiguen podrán conseguir lo que buscan, no son capaces de sobrellevar sus emociones pasándola mal todo el tiempo. 

Te invito a que tengas criterio para poder potencializar lo que crees, que eres o te falta, recuerda que lo contrario al amor no es el odio sino la indiferencia, así que atiéndete, procúrate, ten la capacidad de estar abierto al aprendizaje para que cada día logres adquirir o  ver algo nuevo en ti y te conviertas en la mejor versión de ti mismo.

ACLARACIÓN                                                     
La opinión expresada en esta columna es responsabilidad de su autor (a) y no necesariamente representa la postura de AM Hidalgo.
Opinión

Opinión en tu buzón

Deja tu correo y recibe gratis las columnas editoriales de AM, de lunes a domingo

8am

Y tú, ¿qué opinas?