Opinión

¿Cómo vencer la codependencia emocional?

LA MEJOR VERSIÓN DE TI

Avatar del

Por: Romina M. Islas

En la actualidad existen muchas formas de llamar a la codependencia,  se le conoce como apego emocional, vinculo afectivo obsesivo, pero en realidad el concepto es el mismo, el vinculo siempre será dañino. Esta tendencia no es amor verdadero, es sentirte cómodo con alguien y estancarte ahí, ya sea por tú miedo constante a la soledad o porque te creíste que tú solo no puedes te causas terror el pensar perder a la persona con la que has establecido este sentir.

La codependencia es cuando generas un estrecho vinculo mental y emocional hacia otra persona, muchas veces se cree que solo es hacia la pareja, la verdad es que no, puede ser hacia un lo familiar, hacia a un amigo o amiga, ya que es creer que tú propia realización personal depende de otra persona. Es ponerle a alguien más la carga emocional de resolverte la vida, cuando en realidad y aunque te mueras de miedo tú solamente deberías de hacerte cargo de ti mismo, ya que depositar tú vida en manos de alguien más te esclaviza y podría esclavizar al otro (mientras lo permita), siempre pensarás que sin la otra persona no podrás ser feliz o sentirte a salvo, seguro, tranquilo.

Siempre he dicho que somos seres humanos llenos de virtudes y defectos, el problema es que maximizamos los defectos, la mente siempre nos juega chueco, nos tiende la trampa, caemos y como nos aplasta, nos quedamos inmóviles sin ver soluciones alternativas. En si tú puedes llevar una vida normal, llena de satisfacciones y alcanzar tus metas, tus propios, sueños y tus propios deseos.

El hacerse cargo de si mismo es posible, necesitas reaprender a relacionarte con tú entorno en una forma armoniosa, puedes amar  a las personas, pero sin que te paralices y sufras sino están todo el tiempo en tú vida, debes tener la capacidad de diferenciar cuando ciertas relaciones son tóxicas  duelen pero es más sano alejarse, te repito dolerá un tiempo, pero no toda la vida, si tú quieres, ¡claro!.

La codependencia no es amor, es tener la necesidad de una persona en tú vida o bien, necesidad de siempre tener compañía, entran muchos factores, que nos dan como común denominador una baja autoestima, miedo y sin duda egoísmo.

Si detectas que tienes rasgos de codependiente, te diré que es posible salirse de ese circulo vicioso, ya que es repetitivo y sola va cambiando de cara, pero esto no se hace de mala manera o con sentimientos negativos, porque a veces te enganchas más, el desapego se puede lograr con amor, no con volver el corazón de piedra, no se hace a través de la indiferencia, de ser grosero, o de intentar castigar a la otra persona con tus lapsos de ausencia, indiferencia o mala cara,  más bien es darse cuenta que puedes ser totalmente libre,  ya que no hay nada malo en a veces estar solo, digo: “a veces estar solo”, porque  muchos creen que el concepto de soledad tiene que ver solamente con el hecho de no tener una pareja, ¿y los demás que te rodean? ¿qué? ¿son hologramas o qué?.

Muchas personas sienten que no pueden vivir sin otra persona, no has pensado en que satisfacción personal te daría el es ser libre, venciendo tú miedo, dejando tú egoísmo, sin la necesidad de siempre andar buscando un remplazo.

Ser codependiente es necesitar que otra persona este siempre a tú lado, porque cuando no lo esta, te llenas de enojo  y  sientes: malestar, incomodidad, ansiedad como si fuera una adicción, quieres controlarla, vigilarla, espiarla porque tienes mucho miedo a perderla, pero mira que el miedo solo se vence afrontándolo, porque detrás de cada dependencia hay un poco o un mucho, de solo querer vivir las cosas que nos dan placer porque somos cero tolerantes al dolor, a la perdida.

Puedes ser libre sin que el dolor determine siempre tu día a día, a pesar de que te sientas mal,  incomodo, de que sientas que ahora no tienes tú forma segura de aliviar tus malestares, porque tú solo eres responsable de atacar completamente la enfermedad, ya que tiene muchos beneficios  el ser independiente, podrás controlar tus emociones, ahora si, pensarás antes de actuar, porque resulta que al revés no sale bien, podrás ser flexible y  abrir la mente a nuevas formas de ocupar tú tiempo.

Te propongo que intentes hacer solo o sola lo siguiente:

Ve al cine, al teatro o a un concierto sin compañía, me decía una persona,  que al inicio se siente raro, porque todos te miran, pero después de tres minutos, no les interesara tú situación , también siempre les digo que son actividades donde no se platica, se disfruta y nos concentramos.

Y tú, ¿qué opinas?