Opinión

Contradicciones mexicanas, entre libros y revolucionarios

FRENOLOGÍA

Avatar del

Por: Iván lozano

A 451 grados Fahrenheit arden las páginas de un libro, escribió Ray Bradbury en celebérrima novela; leer evitará que abras Google para saber en cual, pondría Gandhi en un espectacular amarillo.

Ejemplares de Psico-terapia Pastoral, de Misael Ramírez y Juan Manuel Rodríguez, fueron apilados afuera de la FIL Guadalajara y envueltos en llamas por un grupo de manifestantes feministas que exigían alto a la violencia contra las mujeres. El acto encendió también la discusión sobre las formas de protesta y reanimó la postura de que los libros y su lectura son elemento indispensable en la construcción de mujeres y hombres de bien.

“Deberías ponerte a leer”, vieja confiable que zanja discusiones de internet cuando el interfecto carece de argumentos o ganas de debatir (generalmente lo primero, me parece), pues asume que el contrario desconoce los libros y un poco de letras lo hará entrar en sus cabales.

Los libros son considerados por los internautas (¿todavía se les dice así?) como la principal fuente de conocimiento y son el fetiche preferido del intelectualismo digital, repositorios de la sabiduría del mundo, quesque. Por eso la afrenta feminista en la FIL les pareció tan abominable. Sin embargo, cosa curiosa, cifras del INEGI de este año refieren que el mexicano promedio lee poco más de tres libros por año (no lo sé, Rick).

Instamos, pues, a los demás a leer porque serán más inteligentes, mejores personas y podrán emerger vencedores de sus enfrentamientos de Twitter y Facebook; no obstante, en la práctica, nos asomamos apenas a dos o tres páginas diarias, si acaso.

Considero innecesaria e inservible la pleitesía exacerbada al objeto llamado libro, empero, la quema de estos es evocación indeseable de momentos pasados que preferiríamos, como humanidad, no haber vivido jamás.

TACÓN REVOLUCIONARIO

En la mesa de contradicciones mexicanas de ocasión, esta semana tenemos también la fiebre zapatista, provocada por una idea y un poco de pintura enmarcada.

Muchos, me atrevo a decir los más, enviaron alarido a la estratósfera por el descaro del chiapaneco Fabián Chairez al poner tacones y nada más que eso (obviemos el caballo con erección que tiene entre las piernas) al renombrado oriundo de Anenecuilco, Morelos.

Los tacones de pistola, su desnudez y la sugerente pose con la que retrataron al Caudillo del Sur harían que este se revolcara en su tumba, dijo la indignación de patriotas que ven en el bigotón un pilar del nacionalismo, símbolo de lo mexicano y epítome de la masculinidad. Un hombre de a devis, pues, de esos de los que ya no hay.

La gente se puso brava al considerar la pieza flagrante falta de respeto a un prócer de la patria. “Si Zapata estuviera aquí”, teclearon dedos furiosos con recuerdos difusos de clases de historia en la secu.

Ignoro qué habría hecho el morelense si viese su fabulosa imagen colgada en Bellas Artes, pero apuesto mis canicas a que no le gustaría ni tantito saber que lo echamos al mismo costal con otros “héroes revolucionarios” como Madero y Carranza. En una de esas hasta nos llena de plomo de tamaña muina.

Pero claro, colocar a don Emiliano en letras de oro junto a Venustiano y Francisco (I., no el otro) no nos parece mayor falta de respeto que pintarlo en tacones, aunque lo sea, tal vez porque ni sabríamos por qué, pues en la primaria nos dijeron que los revolucionarios lucharon todos juntos contra los malos (que ni eran tan malos…bueno, Huerta sí) y ya de mayores nos da grande pereza volver a revisar un libro de historia, nomás pa’ no dejar y enterarnos que Zapata no luchó por lo que entendemos como nación mexicana, como dicen muchos.

¿Cuántos indignados por el cuadro del artista chiapaneco librarían un examen elemental sobre el Caudillo del Sur?

Y también pa’ no dejar, conviene revisar la idea que tenemos de los héroes patrios y de por qué nos saca ronchas verlos fuera de la prístina imagen de portada de libro de texto gratuito. Nos toparemos con complejos varios.

Y tú, ¿qué opinas?