Opinión

De la locura necesaria

SOLILOQUIO

Avatar del

Por: Lety Saavedra

Algunos llaman a la seguridad, a la libertad, a la falta de convencionalismos, al placer, a los deseos, a los instintos, a la espontaneidad, a la naturalidad, a la diversión… locura.

La locura se convierte en todo eso que no podemos entender ni controlar y que por lo mismo juzgamos, pero que encontramos atractiva, por eso hoy en día nos vemos rodeados de personas expresando su locura, algunos abiertamente, la mayoría con cautela y medida, algunos sintiéndose culpables, desaprovechando el placer que les produce, otros ocultando su felicidad, algunos enfrentando sus consecuencias.

La locura lleva muchas veces a la soledad, a la falta de reconocimiento, de empatía, a la desaprobación, a los juicios, a los señalamientos, a la obscuridad, al secreto, se nos olvida que requerimos una dosis necesaria de locura para vivir, para seguir a pesar de las injusticias, del desamor, de las mentiras y traiciones, se necesita locura para darnos valor de amar en libertad, para alejarnos de las apariencias, para ser uno mismo.

Me pregunto varias veces quién es más sano, el que va por la vida cantando cuando quiere, el que se expresa a través del arte, el que se sumerge en el autoconocimiento, aquel que escala montañas, el que se lanza de un paracaídas, el que viaja solo, el que deja sus cadenas para aventurarse, que se atreve a vivir de acuerdo a sus necesidades o el que se limita, a ser un amor trofeo, una imagen digna de buen comportamiento, aquella mujer intachable, aquel hombre incorruptible.

Existimos y somos agridulces, somos pasionales, desequilibramos a quienes nos rodean incluso a nosotros mismos, nos hacemos pedazos y nos reconstruimos, estamos aprendiendo a desaprender, a cuestionarnos, a equivocarnos, a veces somos impulso y otras veces caos, a veces somos paz y otras veces dolor, sucumbimos a bajas pasiones, a la ira a los celos y ambiciones, a veces somos demasiado humanos, aunque nos cueste reconocerlo.

Estamos acostumbrados a obedecer, aun en contra de nuestro instinto, hemos dominado nuestra pasión , incluso para auto justificarnos, ignoramos muchas veces a esa voz interna que nos esta gritando el camino, no nos tomamos en cuenta ni siquiera  para ser lo que deseamos ser.

Hasta hoy la única respuesta que tengo es que debemos vivir haciéndonos caso, buscando nuestra felicidad, aprovechando las oportunidades que la vida nos presenta, sin miedo a probar, a fracasar, ser fiel a uno mismo, con la dosis de locura necesaria para tener el valor de actuar, haciéndonos cargo de nuestras responsabilidades, de nuestras decisiones, de nuestras consecuencias, al final del día este es un mundo lleno de personas, y muchos comparten nuestra locura, lo mejor que puede pasar es que encontremos lo que estamos buscando, y lo peor es que no, pero entonces sabremos que ese no es el camino, y podremos  buscar otro.

ACLARACIÓN                                       
La opinión expresada en esta columna es responsabilidad de su autor (a) y no necesariamente representa la postura de AM Hidalgo.
8am

Recibe gratis por email las 8 noticias esenciales de AM, antes de las 8:00 a.m.

8am

Y tú, ¿qué opinas?