Día de comer tamales, día de la candelaria

EL TLACUILO

Avatar del

Por: Arturo Moreno Baños

El día de la Candelaria se festeja exactamente 40 días después de Navidad -es decir, el 02 de febrero- y es debido a que, en ese día, la Virgen se purificó después del nacimiento del niño Dios y llevó candelas al templo para que estas fueran bendecidas. Este era el festejo original, sin embargo, en la época del Virreinato llegó a México y el día de la Candelaria coincidió con la temporada de siembra que iniciaba el 2 de febrero y se festejaba con exquisitos tamales como platillo principal.

El festejo del día de la Candelaria en México tiene un sincretismo entre la cultura prehispánica, católica y judía que se ha modificado con el paso del tiempo. Dentro de la tradición judía encontramos el libro de Vaikrá. En el Vaikrá  se indica que las mujeres a los 40 días de dar a luz tenían que ir a la sinagoga para purificarse y dar gracias a Dios con una paloma. Sin embargo, con el transcurrir de los años, la paloma se transformó en una candela y desde ahí, al 02 de febrero se le conoció como día de la Candelaria.

En cuanto a la influencia prehispánica los mexicas celebraban el principio del Atlcahualo es decir el inicio de temporada de siembras. En esta fiesta se llevaba a bendecir el maíz que luego se sembraría como tributo a los dioses Tláloc y Chachitlicuetl con el fin de obtener buenas cosechas.

¿Demasiados anuncios?

Disminuir publicidad

Por lo anterior, en la época del virreinato y con la evangelización de los pueblos indígenas, hubo un sincretismo entre estas tradiciones y en México se volvió costumbre en lugar de bendecir el maíz, comer tamales, tal como si celebráramos a Tláloc y a Chachitlicuetl justo cuando se cumplen 40 días después del nacimiento del niño Dios.

Actualmente el día de la Candelaria se puede celebrar de dos formas; la primera es una procesión dedicada a la Virgen acompañada de música y pirotecnia (como en Tlacotalpan o en Coyoacán), y la segunda es cuando los creyentes presentan a sus niños Dios en misa, los niños deben estar ataviados con distintos atuendos, y después invitan a la celebración en su casa donde dan de comer deliciosos tamales.

Bueno y porque se viste a los niños Dios, ¿Desde cuándo surgirá esta tradición? la tradición de vestir a los niños Dios se deriva de la época del virreinato. Quizá surgió a partir de una tradición que las monjas tenían en la época virreinal cuando estas monjas vestían a los niños Dios para presentarlos en la Iglesia, justo como hizo en su momento la Virgen.

Actualmente, se estima que existen alrededor de 100 modelos distintos para vestir a los niños. Moda que se reforzó en 1975, cuando surgió la Casa Uribe, una empresa dedicada a ofrecer un montón de modelos para vestir al niño Dios.

Tradicionalmente: el primer año, en el que se tiene al niño, se viste de blanco, sin corona ni trono. En el segundo año ya puede llevarse un traje de color y el tercero se le viste como rey y se le coloca la corona pues según cuentan, ya puede realizar milagros.

Sin embargo a finales del siglo XX y principios del XXI, se volvió común vestir al niño Dios con atuendos modernos como de motociclista, bombero, policía, jugador de futbol, etcétera…. sin embargo, esta idea ha sido fuertemente criticada por muchos católicos, pues se considera una ofensa.

La tradición se ha mantenido con ciertas novedades pero la esencia de “vestir al niño Dios y comer tamales” sin duda perdurará ¿Tú lo crees?... Yo también.

ACLARACIÓN                                                
La opinión expresada en esta columna es responsabilidad de su autor (a) y no necesariamente representa la postura de AM Hidalgo.

Y tú, ¿qué opinas?

Te podría interesar