Opinión

El Horno 057

Edición 057

Por:

Diseño: Grupo AM

Diseño: Grupo AM

En un candidato de closet han convertido a José Antonio Meade los dirigentes priistas de Hidalgo, puesto que aun cuando él ha buscado hacer público que no tiene problema alguno con Miguel Osorio, todos quieren aparentar que sí, tan sólo hay que checar que sus visitas son en el más estricto silencio y con invitaciones selectas, inclusive para los medios de comunicación.



Tremenda lucha habrán de librar los candidatos priistas elegidos, primero con sus correligionarios y luego con la oposición, principalmente donde tienen riesgo de perder. Por ejemplo, como recibirán al menguado cacicazgo de los Pedraza en Ixmiquilpan donde algunos ya le preparan su llegada a Héctor; caso semejante ocurrirá con Jaime Galindo en Actopan, junto con Sinhué Ramírez Oviedo en Tepeapulco, a quien le imputan delitos penales graves, mientras que en la capital, pues nadie hizo corajes al saber que se trata de una plaza ganada por el PAN.



Al más puro estilo de los noventas, el PRD logró imponer a su nuevo dirigente estatal, que recayó en la figura de Héctor Chávez, dirigente muy ligado al ex líder del sol azteca, Luciano Cornejo Barrera, quien afirman está más que gustoso porque podrá tener en dos partidos políticos.

En esta nota:
  • El Horno
  • José Antonio Meade
  • Miguel Osorio
  • los Pedraza en Ixmiquilpan
  • PRD
  • PAN

Comentarios