Opinión

El complot contra la raza árbol

SEMILLAS ESTELARES 

Avatar del

Por: José Antonio Alcaraz

El papel que han jugado y que juegan los árboles en este Planeta Tierra es vital, pues, desde la gestación de Gaia, han ayudado a anclar y mantener la energía cósmica, proveniente de los soles circundantes de la galaxia, para nutrir el Sol intraterreno que hay en Gaia.  

Sí, lo leíste bien, hay un Sol en el interior del planeta, una gran biblioteca cósmica que representa un trigger (desencadenador) de consciencia para otros sistemas solares. Es decir, los árboles son toroides que hacen que la energía fluya de arriba hacia abajo y viceversa.

Las ramas de los árboles, en realidad, son una especie de RAÍCES EXTERNAS que anclan la energía solar a la tierra la cual es recorrida por las RAICES INTERNAS, generando una conexión (el toroide energético) que mantiene un constante equilibro energético en el plantea.

Quizá te suene loco, pero, cada vez que voy al bosque percibo estos procesos energéticos… te los comparto para que TU vayas y lo experimentes. Cada que puedas, abraza un árbol, pues, ese toroide que fluye también te restaura, te recalibra… en verdad, me faltan las palabras para describir esto, es algo que se siente.  

Estos procesos energéticos creados por los árboles y demás plantas no son del agrado de las razas extraterrestres involutivas que, como lo he compartido en otras ocasiones, se enquistaron en la tierra para intervenir, sacar tajada y romper el libre albedrio, han manipulado y convertido a la humanidad en su “ganado cósmico”.   

Estas razas involutivas están incrustadas en las cúpulas empresariales, políticas, gubernamentales y a través de logias, son: cthulhu, anunnakis, liranos, arios, reptileanos, chitauris, luciferinos y grises (están desesperados y dando sus últimos coletazos).

NO QUIEREN QUE TENGAMOS CONTACTO CON LA NATURALEZA 

Estas entidades no quieren que tengamos contacto con la naturaleza. Aunque los seres humanos NO SOMOS ORIGINARIOS DE ESTE PLANETA, el infinito amor de Gaia avaló que, como almas rezagadas, viniéramos a encarnar en cuerpos físicos para evolucionar. 

¿Te has dado cuenta que los seres humanos son la única especie que no encaja, además rompe y devasta el equilibrio de este planeta? Esta situación fue bien aprovechada por esas razas involutivas, empoderándose y manipulando a los humanos a través de los sistemas sociales, alimenticios, médicos, económicos, educativos, religiosos y gubernamentales para que “veamos el planeta” como un recurso y de paso abusamos de las demás especies vivas. 

Las razas involutivas no quieren que este planeta emane esa energía, conocida como cristica o de amor. Por eso, incentivan la tala de árboles, provocan incendios forestales y los retiran de las ciudades, bajo la bandera de “la modernidad”.

Los árboles han construido, desde antes que viniera la humanidad, esos cimientos llamados Discos Solares. Físicamente son de oro (energía solar anclada y solidificada), el mejor mineral conductor, con muchas otras características e información.

Ha sido codiciado por estas razas involutivas, desde que se tiene registro (oficial) de la humanidad, la minería ha tenido un gran papel, pues, cuando lo extraen lo utilizan como mercancía para llevárselo a otros planetas. Encima de eso utilizan la mano de obra de los humanos para extraerlo, pues, son bien pinches flojos. 

LOS INCENDIOS FORESTALES SON PROVOCADOS  

En las últimas dos semanas, en México, se ha truncado fuertemente la energía cristica a través del colapso del brío que generan los árboles. Esto se ha hecho a través de los incendios forestales que son provocados por “la mano del hombre” (aunque los hilos son movidos por otro lado).

De acuerdo con el último reporte de la Comisión Nacional Forestal (Conafor), al corte del 9 de mayo de este año, los incendios en México han consumido un total de 9 mil 451 hectáreas de árboles. 

Esta afectación, ha hecho que el centro del país (donde hay varios discos solares que intentan anular) se encuentre en una contingencia ambiental y energética. No es casualidad que intenten neutralizar estos procesos energéticos, pues, es justo en estas épocas del año (primavera) que se intensifican las Tormentas Solares.

Estas son un oleaje energético que va reconfigurando nuestro ADN, con el cual tenemos la oportunidad de ver más allá de nuestras limitaciones físicas, mentales y emocionales que nosotros mismos generamos para poder evolucionar, pues recuerda, estamos aquí para eso.

En la siguiente columna hablaré de otras formas que se ha utilizado para aislar la energía a través del asfalto en las ciudades. No es casualidad que la gente que vive ahí padezca de más enfermedades, estrés y desconexión con ellos mismos.

GRACIAS

En esta nota:
  • SEMILLAS ESTELARES

Comentarios