Opinión

El deportista más caro de todos los tiempos

ASTROS

Avatar del

Por: Víctor Eduardo Galván

Hoy hablaremos del Astro más grande de hoy en día, poseedor de tremenda fuerza y agilidad además de un brazo preciso que le ha permitido ganar a su corta edad un Super Bowl. Él es Pat Mahomes, quarterback de los campeones vigentes de la NFL, Kansas City Chiefs.

Nacido en 1995 tiene apenas tres temporadas en la NFL y desde hace dos que comenzó su titularidad con los de Kansas ha dado de qué hablar. Esta semana no fue la excepción pues firmó el mayor contrato jamás redactado para un deportista: 503 millones de dólares por 10 temporadas con los Chiefs. Tales cifras sólo son comparables con Astros de la categoría CR7, Messi y nuestro Saúl Álvarez.

Lionel y Cristiano son los mejores pagados en Europa, se llevan 59.6 y 58 millones de dólares al año respectivamente, esto solo en salario sin contar patrocinios mientras que el verdadero rey de los contratos pesados es el Canelo: 73 millones anuales luego de firmar por cinco años y 365 millones con la empresa DAZN.

Pat es hijo de un gran beisbolista y durante toda su infancia se inclinó por dicho deporte, de hecho, con pocas horas de nacido su destino parecía escrito pues su padre, hizo un salvamento que le daba el triunfo a los Twins sobre los Royals.

Sin embargo, luego de una infancia sobre el montículo –donde también daba muestra de su talento– se inclinó por el fútbol americano donde su equipo colegial fue el de la universidad Texas Tech, elegido en primera ronda, el pick número 10.

Durante su primer año (2017) estuvo en la banca como suplente de Alex Smith (Who?) y solo jugó en la semana 17 contra los Broncos, cuando Kansas ya estaba sembrado como número cuatro para la postemporada. El encuentro terminó con una victoria 27-24 para el equipo de nuestro protagonista. En postemporada serían eliminados en la ronda divisional por los Steelers.

Para 2018 los chiefs traspasaron a Smith, lo que le daba la titularidad a Mahomes. Terminó como MVP de la temporada pero fue eliminado en la ronda de comodines por solo un punto ante los Titanes de Tenesee. La siguiente temporada serían eliminados por Nueva Inglaterra (37-31) en un muy entretenido partido de Campeonato de Conferencia. Días después, los de Brady ganaron el Super Bowl más aburrido de la historia a los Rams.

Fue hasta el dos de febrero de este año cuando ganó su primer Super Bowl, Kansas derrotó 31-20 a San Francisco, lo que coronó su gran temporada y lo convirtió en el segundo jugador más joven en obtener el trofeo Vince Lombardi con 24 años y 138 días, sólo superado por Ben Roethlisberger en 2006 (23 años y 320 días).

En esa estadística superó a Tom Brady de 2003 quien lo ganó a los 24 años y 184 días y a Rusell Wilson (25 años y 65 días) en 2014.

Tal hecho solo augura un futuro demasiado brillante y los Chiefs hicieron lo que debían, asegurar por varios años al dos veces MVP que tiene por lo menos, 15 años más de carrera –a menos que algo horriblemente extraordinario suceda–.

Ganar un super tazón más eliminaría la maldición de Dan Marino, el ‘legendario’ –entre comillas porque no ganó lo suficiente– quien en el 84 obtuvo el Super Bowl y rompió cuanto récord se le atravesó apenas en su segunda temporada en la NFL. Lamentablemente ese anillo fue el único pudo obtener y ni siquiera llegó a competir por otro, nunca volvió a alcanzar el juego más grande del deporte.

FUTURO BRILLANTE

A mi juicio y a reserva de que llegue otro super mariscal a la liga, Pat estará compitiendo muy de cerca por más trofeos Lombardi al menos los próximos cinco años y cuenta con la gran ventaja del cambio generacional porque Brady, Rodgers, Brews, Rivers y Roethlisberger ya van de salida de la NFL lo que se traduce en menos competencia pesada.

Hoy, Kansas posee actualmente la mejor ofensiva de la liga con receptores de la talla de Tyreek Hill (actualmente el mejor de la liga), Mecole Hardman y Sammy Watkins; un ala cerrada como Travis Kelce y el corredor Damien Williams. A ellos se les une Clyde Edwards, corredor recién seleccionado en el draft que viene de LSU, listo para aplastar defensas como lo hizo en el torneo universitario.

Estas armas servirán a Mahomes por tres años, tal vez más, tal vez menos aunque el punto débil del equipo es la defensiva. En la temporada 2018 era de las peores, la número 24 de 32 y aunque en 2019 inició muy mal, tuvieron un serio repunte para terminar como la séptima mejor y pilar para ganar el Super Bowl.

Mahomes no puede hacer todo, comanda los ataques pero la defensiva no depende de él. Si bien, la mejor defensa es un buen ataque, al anotar más de lo que recibes podría no haber problema, pero siempre pueden haber complicaciones.

DEPORTISTA MEJOR PAGADO DE TODOS LOS TIEMPOS

Ese contrato por una década me parece más mediático que deportivo  dudo mucho que se mantenga intacto, un Astro de esa talla no se conformará con 45 millones al año y seguramente en tres o cuatro años se romperá para hacer uno más corto pero más jugoso.

¿Merece ese contrato? ¡Por supuesto! En dos temporadas ya ganó el Super Bowl, MVP del Super Bowl, MVP de la NFL, dos veces invitado al Pro Bowl y una vez nombrado al primer equipo ALL-Pro;tiene 76 pases de touchdown, 24 triunfos, nueve mil 412 yardas con rating de 108.9 y suma tres regresos de 10 o más puntos en la misma postemporada.

El deporte es un negocio y las empresas siempre buscan cuidar sus inversiones, Pat tiene totalmente prohibidas ciertas actividades físicas que le gustan realizar y que podrían perjudicar al quarterbak de los millones.

"Creo que aún no tengo permitido jugar basquetbol, estoy seguro que tampoco podré practicar béisbol. Sé que hay muchas actividades (en el contrato), desde subirme a un jet ski hasta lo que te puedas imaginar, leí todas, son demasiadas. Prácticamente toda actividad física que puedes hacer", mencionó Patrick para la estación '610 Sports Radio'.

Mahomes remató un una verdad que se asoma entre broma y broma: "Probablemente me quedaré practicando futbol americano y jugando videojuegos por un buen rato".

EL IMPACTO DEL CONTRATO EN LA NFL

La millonada impactará en otros jóvenes jugadores, el ejemplo más notable es Dak Prescott, mariscal de los Vaqueros, seguramente estará esperando firmar un contrato multianual y a pesar de no poderse poner de acuerdo con el equipo (rechazó un contrato de 34 millones por temporada y 110 garantizados) se sigue hablando de la extensión.

No obstante, el pobre rendimiento de Dak no obliga a Jerry Jones (dueño de los Cowboys) a pagarle una millonada como pasó con Mahomes, Dallas está esperando a ver la temporada 2020 de Prescott para negociar los primeros meses de 2021. Jones sólo abriría la chequera si su quarterback no se queda corto –como en todas sus temporadas–, necesitará ganar sí o sí su débil División Este y un campeonato divisional le aseguraría un buen contrato. De lo contrario le darían las gracias a Dak.

Kansas City solo tendrá una tarea los próximos años: darle armas a Mahomes, llenarlo de gente con quien haga buena mancuerna para hacer su propia dinastía. ¿Quién no quisiera dominar la liga como lo hicieron los Patriotas y superarlos en títulos? Si alguien puede hacerlo es Mahomes.

Para terminar, les dejo una broma que antes del nuevo acuerdo de Patrick, con la salida de Brady de los Pats y para lo surreal que venía el 2020 no parecía descabellada.

ACLARACIÓN                
La opinión expresada en esta columna es responsabilidad de su autor (a) y no necesariamente representa la postura de AM Hidalgo.
8am

Recibe gratis por email las 8 noticias esenciales de AM, antes de las 8:00 a.m.

8am

Y tú, ¿qué opinas?