Opinión

El incierto panorama para los cines de México

DESDE EL PROYECTOR

Avatar del

Por: Mariano Bouchot

El 2019, fue un gran año para la taquilla de los cines mexicanos. Nunca antes se había generado tanto dinero en este rubro. Se rompió el récord de ingresos en las salas de nuestro país. Este histórico hecho, hacía pensar que en lo subsecuente, se viviría una época de bonanza para las taquillas del cine en México.

De acuerdo con cifras y datos presentados por la Cámara Nacional de la Industria Cinematográfica (Canacine), en el 2019, del 1º de enero al 31 de diciembre, la salas de cine registraron  por concepto de ingresos en taquilla  un total de 19,050 millones de pesos; 13.3% más que en el 2018, año que registró un ingreso en taquilla de 16,810 millones de pesos.

Desde luego que con estas cifras, el 2019 tuvo que ser el año con más entradas vendidas en las salas mexicanas. La cifra es estruendosa: 352 millones de boletos vendidos. 5.4% más que el récord anterior, fue en el 2017 con 348 millones de boletos. En el 2018 hubo una ligera baja en la venta de localidades, con 332 millones de entradas vendidas. La cifra del año pasado, ubicó a México como el cuarto país con mayor número de boletos vendidos, detrás de China, India y Estados Unidos.

Fue también el 2019, cuando más han pagado los espectadores por un boleto para entrar al cine. El precio promedio de este fue de 54.2 pesos. 7.1% más que el costo promedio del 2018.  Definitivamente, la exhibición de cine en salas, era, a principios del 2020, un negocio a la alza.

Este año, desde el inicio de la pandemia y hasta el momento, o sea, de marzo hasta noviembre, los cines solo lograron la venta de 9 millones de boletos. La cifra más baja en os últimos diez años, respecto a esto, se registró en el 2010, con 189 millones de boletos vendidos. Las cifras del presente son desalentadoras para este segmento de la industria cinematográfica.

Hasta hace poco, era privilegio de unos cuantos, el poder rentar una sala de cine para una función privada. Hoy, desde 700 pesos, es posible contar con una proyección exclusiva. Incluso, la misma cadena que ofrece esto, Cinemex, intenta diversificar el uso de sus espacios. Además de la renta para ver películas y partidos de la temporada de la NFL, ahora pone en renta sus pantallas para jugar videojuegos, esto por módicos mil 600 pesos.

El panorama para las taquillas mexicanas rumbo al 2021 es incierto. Las dos principales cadenas de exhibición cinematográfica en México, seguramente ya articular mecanismos que les permitan continuar con su negocio. Quizá sea buen momento para replantear los costos en los productos y servicios que ofrecen. Una disminución en los precios de entradas y alimentos no le vendría mal al consumidor.

ACLARACIÓN                                                
La opinión expresada en esta columna es responsabilidad de su autor (a) y no necesariamente representa la postura de AM Hidalgo.
Opinión

Opinión en tu buzón

Deja tu correo y recibe gratis las columnas editoriales de AM, de lunes a domingo

8am

Y tú, ¿qué opinas?