Opinión

Famosos a colorees

¡QUÉ SABE NADIE!

Avatar del

Por: Rodrigo Estrada

Las personalidades del medio del entretenimiento continuan siendo referente para el público que sigue su trabajo en los medios de comunicación tanto tradicionales como digitales, tal es el caso de conductores, actrices, cantantes, influencers de redes sociales.

Cuando alguna figura pública comparte su orientación sexual, esta persona hace más que sólo compartir una parte de su vida.

Las personas públicas en la mayoría de los casos son líderes de opinión, a su respectiva escala, tienen un alcance y una reputación influyen quien los ve y sigue. Por ello se invita a que las personas en medida de lo posible visibilicen su orientación sexual, pues su testimonio sirve como ejemplo para quienes viven en el closet, como para quienes ven el tema de la diversidad sexual a la lejania.

En la farandula y en la esfera intelectual mexicana ha habido personas que vivieron de forma abierta su homosexualidad o incluso una condición transexual, sin embargo, pocas figuras gozaron de aceptación ya que fuera de los escenarios, las pantallas o las aulas, la discriminación seguía latente (quizá más que ahora).

Al menos ahora es más habitual tener en el imaginario público la presencia de personalidades que tienen parejas de su mismo sexo o que han transicionado hacia el género con el cual se identifican. Sin embargo, el periodismo de espectáculos en México no ha cambiado por completo su narrativa, pues sigue habiendo reporteros que no saben tratar de manera correcta este tipo de temas.

A principios de año, el actor y conductor Roberto Carlo compartió una foto acompañado del asesor en moda Rubén Kuri. En el pie de página deja un mensaje con el cual deja por sentado que Rubén es su novio y que en ese momento se sentía con la confianza de compartirlo con sus seguidores, pues antes de esa foto siempre dejaba en la ambigüedad su situación sentimental. Otro caso es el reciente compromiso que tomaron la modelo y comunicadora Monserrat Oliver y su novia Yaya Kosikova, por lo que se convierten en la primera pareja lésbica en hacer público un evento como este, o por lo menos en el medio en el que Monserrat se desarrolla.

A nadie debería importarle si alguien tiene pareja, o su orientación sexual, desafortunadamente algunas personas tienen que ocultarlo para proteger su integridad, las oportunidades laborales, su seguridad económica o de vivienda, ya que no todas las personas o no en todos los ambientes laborales existe el respeto a la diversidad. Aunque hay figuras públicas que al ser heterosexuales casi nunca hablan de sus relaciones sentimentales, la diferencia es que a ellos no les preocupa ser juzgados por la persona con la que comparten su vida.

Pues bien, cuando la “gente famosa” que forma parte de la comunidad LGBT+ muestra con libertad a sus parejas, aumentan las posibilidades de hacer un cambio en quienes de forma injustificada se dicen estar en contra de las parejas homosexuales, debido a que en muchos casos sus referentes de parejas homosexuales son nulos o les parecen tener un estilo de vida demasiado extraño que les hace estar en desacuerdo. En cambio, cuando ven que las parejas viven las mismas situaciones y retos sin importar su orientación sexual, dejan de ver ajeno a este tipo de uniones, dejando atrás la intolerancia y abriendo paso a la aceptación y el respeto mutuo.

ACLARACIÓN
La opinión expresada en esta columna es responsabilidad de su autor (a) y no necesariamente representa la postura de AM Hidalgo.

Y tú, ¿qué opinas?