Hábitos que roban tu energía

LA MEJOR VERSIÓN DE TI

Avatar del

Por: Romina Marín Islas

Muchas veces siempre estamos agotados mentalmente, angustiados, cargando costales de situaciones que no nos pertenecen. Dormimos y aun así amanecemos muy cansados sin saber el motivo. Llegamos a sentirnos muy desanimados porque tenemos hábitos que nos quitan la energía.

Vamos a detectar algunos para saber bien cuáles son las posibles causas. Menciono algunos que podrías cambiar para hacer tu andar más ligero.

*Preocuparnos por todo lo que no podemos controlar. Necesitas distinguir qué es lo que tiene solución y soltar todo aquello que no está en tus manos. No se puede vivir queriendo que todo salga como lo habíamos pensado. La mayoría de nuestras preocupaciones solo están en nuestra cabeza, no supongas, porque te llenas la mente del mil cosas que no van a suceder y otras se terminan solucionando. Deja de ser perfeccionista, eso te va liberar mucho.

*Deja de absorber problemas o preocupaciones ajenas. Si puedes ayudar, hazlo, si no, recuerda que no es tu problema. Puedes ser empático, pero créeme que ya con tus preocupaciones tienes suficiente.

*Nunca debes ayudar a personas que no te han pedido ayuda. No sé por qué existe la tendencia de pensar que nos necesitan para resolver, así que no te metas en lo que no te compete.

*Deja de poner atención a las personas y sus acciones. Céntrate en ti, si sientes alguna sensación de rechazo o desagrado, piensa que no está en ti lo que piensen los demás, no los puedes cambiar, cada quien es de una manera, si permites que te dañen es porque te dejas. En lo personal, me sirve intentar justificarlos, no sabes cuáles son las situaciones por las que pasan que los llevan a ser y actuar así.

*No convivas con personas negativas. Aquellas que de todo se quejan, que son pesimistas, personas chismosas o que te están cuestionando todo. Tú no le debes explicaciones a nadie así como tú no se las pides. Mejor aléjate de la gente que es insegura y metiche.

*Pensar en situaciones que ya pasaron. No tiene caso, el hubiera no existe, el pasado es pasado, no lo muevas o te terminas enlodando. Deja de ser obsesivo y disfruta el presente.

*No sientas culpa al decir que no. No naciste para darle gusto a los demás, eres libre, solo sé asertivo, di que no sin herir a otros, si se ofenden, el problema es de ellos, porque terminarás asumiendo responsabilidades o haciendo algo que no quieres.

Vive el hoy porque no es seguro que tengamos un mañana. No seas negativo o fatalista, en verdad vive intensamente cada día. Recuerda siempre: de los demás solo podemos esperar lo que son, no lo que queremos.

ACLARACIÓN                                                   
La opinión expresada en esta columna es responsabilidad de su autor (a) y no necesariamente representa la postura de AM Hidalgo.
Opinión

Opinión en tu buzón

Deja tu correo y recibe gratis las columnas editoriales de AM, de lunes a domingo

8am

Y tú, ¿qué opinas?