Opinión

Hablemos de Futbol

GOL TRIBUTARIO

Avatar del

Por: Lic. Juan Antonio Aguilar Cervantes

No por nada, la columna en la que escribo en este H. Periódio “AM Hidalgo” tiene a bien llamarse Gol Tributario, debido a que una de mis grandes pasiones en la vida, es el futbol.

Desde que tengo uso de razón, he estado inmerso en este apasionante y formativo deporte, y mi vida no se explicaría sin este cómplice, que me dio la oportunidad de formarme como persona, conocer gente, estudiar en la mejor Facultad de Derecho de este hermoso país (ya que me otorgaron el 100% de beca deportiva), y sobre todo, divertirme como un niño, aún a mis 45 años.

Ahora bien, podría escribir varias cuartillas abordando tópicos de esta disciplina, sin embargo me quiero enfocar en las nociones básicas, que no por ello dejan de ser interesantes.

Desde mi perspectiva, y aunque suene trillado, el futbol es un deporte que se juega con la cabeza y se ejecuta con los pies, que no es una cosa menor, ya que es el único que se ejecuta con las piernas, y anatómicamente resulta más complejo que otros deportes.

Y recalco que se juega con la cabeza, porque he visto pasar jugadores (como jugador y como DT de la UP) con enormes condiciones físicas y técnicas, pero que no toman las mejores decisiones dentro de la cancha. Esto es, para ser un magnífico futbolista, no solamente se requiere tener técnica indiviudal (pasar bien la pelota, recibirla correctamente, tener buen golpeo de balón y rapidez), todo ello son cuestiones físicas; sino que se requiere ser muy inteligente para sobresalir, y para ello cito varios ejemplos:  tirar a gol cuando es necsario, dar un pase al espacio en el momento justo, pasar la pelota al compañero mejor ubicado en lugar de tirar al marco, dar un pase con ventaja al compañero, encarar en el momento adecuado, centrar en lugar de tirar a gol, etcétera.

Esto es, hay jugadores que probablemente con menos condiciones físicas que algunos otros, sobresalen más, por tomar las mejores decisiones en cada jugada, tal es el caso de Andrés Iniesta y de Riquelme, que no eran los jugadores más rápido ni más altos o fuertes, pero los que mejor entendían el juego en su época.

Ni qué decir cuando se reúnen cualidaes excepcionales en una sola persona en el ámbito físico y de entendimiento del juego, como Messi, ya que en este caso estamos hablando de un ser humano que raya en lo perfecto y prolijo.

Y este hermoso juego, tiene la característica de que al ser tan popular, mucha gente pretende jugarlo y ni se diga hablar de él o criticar jugadores, sin conocimiento alguno, ya que en realidad resulta complejo jugar a un buen nivel.

Al final del día, es una actividad increíble que te desnuda como persona dentro del rectángulo y que te hace experimentar unas emociones increíbles, tanto dentro como fuera de la cancha y permite que tus amigos se vuelvan más amigos, al compartir la pelotita.

ACLARACIÓN                                             
La opinión expresada en esta columna es responsabilidad de su autor (a) y no necesariamente representa la postura de AM Hidalgo.
Opinión

Opinión en tu buzón

Deja tu correo y recibe gratis las columnas editoriales de AM, de lunes a domingo

8am

Y tú, ¿qué opinas?