¡Hablemos de perfumes!

TU IMAGEN HABLA

Avatar del

Por: Fernanda Díaz Cravioto

Un aspecto primordial de nuestra imagen es: el olor, ¡tan sencillo como eso!. Nuestro olor además de estar ligado completamente a un tema de limpieza, también va de la mano con las fragancias que aplicamos en nuestro cuerpo, llámense: desodorantes, cremas, colonias y por supuesto perfumes.

Los perfumes son de los elementos más importantes que debemos de tener presentes debido a que el  buen uso hará que además de hacernos sentir, las personas con quienes convivamos tengan una buena referencia o recuerdo de nosotros.

Las fragancias más populares son:

¿Demasiados anuncios?

Disminuir publicidad
  • Florales.
  • Frutales.
  • Cítricos.
  • Dulces.
  • Amaderados.

Y cada una de ellas las pueden encontrar en cualquier marca y con diferentes costos, la elección por alguna en particular va en relación con el estilo de la persona,  sin embargo les aconsejo tomar en cuenta lo siguiente:

  • Menos es más, no es necesario dejar una estela de olor o quedarse con el aroma de otra persona aunque sea agradable.
  • Cuidar su conservación y ubicarlos en un lugar fresco, esto se debe que a pesar de no tener una fecha de caducidad exacta se sabe que los perfumes intensos tienen una durabilidad de 3 a 4 años, mientras los suaves de 1 a 2 años, si se toman las medidas óptimas.
  • Nunca aplicarlo cercano a la ropa para no dañarla, de igual manera evitar el cabello ya que la mayoría contiene alcohol.
  • La aplicación debe de ser en muñecas, detrás de las orejas y nuca.
  • Consideren que la alimentación y en el caso de las mujeres las hormonas, influyen en el PH y esto hace que un perfume se adapte, huela diferente y cambie la duración dependiendo la persona, les recomiendo que antes de comprarlo lo prueben sobre su piel y le den un par de horas para decidir si es el óptimo. 

Recuerden que hay muchas opciones y el perfume es una marca propia que debemos de cuidar porque… “Tu imagen habla”.

ACLARACIÓN 
La opinión expresada en esta columna es responsabilidad de su autor (a) y no necesariamente representa la postura de AM Hidalgo. 

Y tú, ¿qué opinas?

Te podría interesar