Opinión

Herramientas para vivir la multidimensionalidad

SEMILLAS ESTELARES

Avatar del

Por: Antonio Alcaraz

Hace ocho años tuve el gusto de conocer, en el marco del famoso 21 de diciembre de 2012 (fecha en la que se pronosticaba el fin del mundo), a Kai Luz de Sirio, un digno representante de la raza Cetácea en este planeta, quien desde su posición de joven viajero abona a la comprensión y transformación de la conciencia planetaria.

El encuentro se dio en Pachuca, Hidalgo, en México, donde nos compartió una serie de herramientas, sencillas de practicar, para vivir la multidimensionalidad que precede al AMANECER GALÁCTICO, en el cual despierta la consciencia.   

Antes de avanzar, quiero explicar qué es el Amanecer Galáctico y el por qué la multidimensionalidad. Justo ese 21 de diciembre de 2012, en la que se vaticinaba sucesos catastróficos, en realidad aconteció un solsticio primaveral, pero, a nivel de la galaxia.

Así como el planeta Tierra gira en una órbita alrededor del Sol (generando el día y la noche), el sistema solar en el que cohabitamos (llamado ORS) tiene un movimiento de traslación alrededor del Sol Central de la Galaxia llamado ALCIÓN, el cual dura aproximadamente 26 mil años.

Durante ese ciclo del universo, el planeta estuvo fuera de esa radiación de energía que emite Alción: a esto se le conoce como NOCHE GALÁCTICA que generó “una caída de la consciencia de la humanidad” que nos hizo olvidar nuestra divinidad y generó la experiencia de la dualidad.

Para no dejar caer totalmente esa consciencia o divinidad, al inicio de esa noche galáctica, se nos introdujo la ORACIÓN: elevar tu pensamiento de ORS a ALCIÓN, pero este se tergiversó y generó manipulación.

El ciclo de la noche galáctica terminó a mediados del siglo pasado, generando un despertar, en el cual nos hacemos conscientes de nuestra multidimensionalidad, pues “somos seres que existimos en muchas dimensiones”, ahora estamos teniendo experiencias humanas en la 3D.

Ese despertar es similar como cuando abrimos los ojos por la mañana: la luz de un nuevo día penetra en nuestros sentidos y nos despierta. En ese momento puede haber incomodidad, nos cuesta trabajo levantarse, incluso, es el momento en el que el cuerpo se depuran de toxinas.

Actualmente, ese amanecer galáctico hace que tengamos cambios o síntomas de malestar más intensos en el cuerpo; entre los más comunes recuentes está el dolor de cabeza (yo padecí de migraña), muscular, cansancio, cambios emocionales…

Para manifestar esa multidimensionalidad requerimos desintoxicarnos y hacernos responsables de cada uno de nuestros procesos y experiencias, dejando de ceder nuestra energía. Kai compartió estas sencillas herramientas para despertar y reconectarnos con nuestra divinidad.

Es necesario recordar que nuestra geometría inicial estaba compuesta por 18 chakras (centros energéticos) que se alinean con la galaxia, el cual fue reducido a siete. Para vivir la multidimensionalidad, es necesario comenzar a limpiar nuestros campos energéticos.

Por ello Kai sugiere que por medio de la visualización consciente, incluyamos dos chakras que nos conectan con la tierra y el cielo: Estrella de la Tierra y Estrella del Alma, los cuales también aliviaran los síntomas.

ESTRELLA DE LA TIERRA

Este Chakra está debajo de nuestros pies, a 50 centímetros a nivel de tierra, es el que nos mantiene conectados electromagnéticamente con la Madre Tierra. Es fuente de energía que nos nutre, como las raíces de un árbol.

ESTRELLA DEL ALMA

Este Chakra es una esfera luminosa que se forma arriba de la coronilla (a una distancia aproximada de 50 centímetros) el cual nos conecta con la consciencia más elevada, el Yo Superior. Cuando se comienza a activar emite ondas de frecuencia o energía que recibes en el Corazón o la Glándula Timo.

Diariamente, puedes comenzar tu día visualizando la conexión con la Tierra por medio del Chakra Estrella de la Tierra (incluso si vas en movimiento) sintiendo como de tus pies emanan entramados energéticos que te conectan con la tierra.

Posteriormente, se visualiza la esfera del Chakra Estrella del Alma, la cual te conecta con tu propósito divino.

GRACIAS.

Comentarios