Opinión

Jesús es la Luz, no la Cruz

Semillas Estelares 

Avatar del

Por: José Antonio Alcaraz

Así como hay razas opacas conocidas por la involución que generan en la experiencia de otras especies, en este universo también hay seres hermosos, de linajes cósmicos, que suelen intervenir y encarnar, a convocatoria, cuando hay problemas a nivel planetario.  

Al igual que los Guerreros Águila y Jaguares, que han tenido y tienen un papel importante en el despertar de la consciencia en Méxhico, existen otras razas como la Felina, la Cetácea, Aviares Azules y la Halcón-Cóndor. 

Se les llama “Guerreros Arcoíris” (actualmente están encarnando en el planeta muchos seres con este linaje). Particularmente, he tenido la sincronía de conocer, interactuar y aprender de algunos de ellos. En verdad que estoy agradecido, son una familia cósmica.  

Una de sus características es que casi nunca utilizan la violencia como forma de solución, pues, manejan instrumentos que propician la elevación de la consciencia para que iluminen y contrarresten la obscuridad ayudando al lugar o planeta a que retome su nivel energético, es decir, ponen orden.

Hago un paréntesis. Lo que a continuación compartiré tiene parte en “La Historia Oculta de Jesús”, escrita y canalizada por Gerardo Amaro, un carnalito galáctico, quien me ha cultivado, a través de su ejemplo, el amor incondicional hacia los animalitos, en especial los perros y los gatos. 

Uno de estos seres que ha encarnado muchas veces, a petición de Gaia, es conocido como Jesús o Misha. Estuvo presente en la época de Lemuria y la Atlántida, donde contribuyó a la elevación vibracional del planeta; también, fue Moisés en el antiguo Egipto y en la India se le conoció como Siddharta Gautama. 

Su linaje cósmico es felino, pues, trabaja con la energía de los Leones Dorados; como proceso de evolución, regresó a Gaia encarnado como Jesús para anclar la energía crística-multidimensional.

Junto con otros seres, en su mayoría mujeres como María Magdalena, Misha intervino para que los humanos pudieran avanzar, tras décadas de sometimiento de razas involutivas, en su proceso de evolución.

EL PRODUCTO MERCADOLÓGICO MÁS VENDIDO Y CONSUMIDO EN EL MUNDO

Jesús no es el Mesías de la religión católica ni judía, pues no vino a establecer una religión; por el contrario, vino a abolirla, decía que “las personas estaban por encima de la ley”; sin embargo, en aquella época la ley estaba por encima de las personas… bueno, hasta la fecha.

La religión estableció clases sociales, infundía miedo y culpa, fragmentó el mundo y a los humanos (interna y externamente), detesta a las mujeres (pues la energía femenina no es manipulable y por lo tanto no es de su agrado) y cometieron atropellos, matanzas y guerras en nombre de Dios. Esa energía negativa generada era para el pago al dios reptil Enki, conocido como Yavhe o Jehova. 

Jesús es el hilo conductor de la Semana Santa, un ritual para apagar tu luz (https://www.am.com.mx/hidalgo/opinion/La-Semana-Santa-el-viejo-rito-para-apagar-tu-luz----20190411-0025.html). 

Al darse cuenta del trabajo de amor que estaba haciendo Jesús y los 99 (en su mayoría mujeres) en el planeta, la raza reptil lo tomó en un ritual para “matarlo”, es decir, la crucifixión (lo mismo hacían con los sacrificios en el occidente), posteriormente usaron su imagen como estandarte y producto mercadológico, mejor vendido y consumido en toda la historia de la humanidad.

Jesús no murió en la cruz, ni mucho menos resucitó al tercer día para subir al cielo y sentarse a la derecha del padre. Antes de ser atravesado por una lanza (que no perforó su corazón), le dieron a bebió un sedante (no era vinagre) el cual lo mantuvo vivo. 

Su proceso fue perfecto, pues al dejarse crucificar, saldó una cuenta pendiente que tenía, un laso karmico. Posteriormente, ya recuperado,  se fue de esa región para recorrer el mundo para expandir su ser.  

NOTA: Abre tu mente y lee como si fueras un principiante, haciendo a un lado lo que sabes, o lo que crees saber, para tomar en cuenta otro punto de vista. Esto no es dogmático, si las ideas, reflexiones o sugerencias te sirven, tómalas. Si no, deséchalas, no pasa nada.

Comentarios