Opinión

La casa de papel, maravilla española

DESDE EL PROYECTOR

Avatar del

Por: Mariano Bouchot

Una banda de salvajes, astutos y encantadores asaltantes, reclutados por un tímido pero sagaz personaje, tienen por objetivo llevarse todo el dinero que se posible de la Fábrica Nacional de Moneda y Timbre, en Madrid, España. Es lo que nos cuenta La casa de papel en sus primeras dos temporadas.

Esta exitosa serie,  fue trasmitida en primera instancia por la cadena de televisión ibérica Antena 3, en el 2017. Así conocimos la primera temporada ofrecida en dos partes, con un impacto regular en la audiencia, según las mediciones. La popularidad ardiente para esta producción española llegó con su inclusión en el catálogo de Netflix. Es hasta ahora, la serie de habla no inglesa más vista en ese servicio de streaming.

La casa de papel es creación del navarro Álex Pina, un experimentado productor y guionista. Que con este trabajo ha demostrado que no es materia exclusiva de Hollywood, la entrega de contenidos policiacos de alta calidad. Esta serie, cuenta con todos los elementos del film noir o cine negro. Empezando por el homenaje a Tarantino y su película Reservoir Dogs (Perros de reserva), al momento en que la banda tiene que elegir nombres de ciudades para reconocerse entre sí; Tokio, Berlín, Río, Denver, etc., lo cual hace recordar a Mr. Pink, Mr. Blue o Mr. White.

Con la voz de Tokio, exquisitamente interpretada por la actriz catalana Úrsula Corberó, se va conociendo el hilo narrativo de la historia. Misma que nos presenta a diversos personajes, tanto asaltantes como policías, en el marco de una sociedad contemporánea, que trascienden a la vieja anécdota de la lucha del bien contra el mal. Esto lo vemos muy claro con el personaje de  la inspectora de la policía, Raquel Murillo, con una excelsa interpretación de la vizcaína Itziar Nuño.

Otro elemento que ha sido atractivo para los millones de espectadores que acumula la serie, es la importancia de las mujeres en su historia. Ellas, personajes que están dispuestas a amar, pero también a matar, soportan gran parte de esta historia llena de intriga, traición y pasión.

El Profesor, protagonista rocambolesco, quien mueve los hilos de la historia tiene una magnífica interpretación por parte del gaditano Álvaro Morte. Por cierto,  hace mucho que no escuchaba el término “rocambolesco”, uno de los personajes de la serie se refiere con esta palabra a lo que vemos. Y en efecto lo es, así eran las aventuras de Rocambole, ladrón aventurero, tornado a justiciero en las novelas de Pierre-Alexis Ponson de Terrail. Narrando hechos inverosímiles y sucesos difíciles de creer.

Todo lo anterior, son apenas algunos elementos que hacen de La casa de papel, una maravilla española en el mundo de las series. Tocando el éxito universalmente, así llega la tercera entrega para Netflix. Con un notorio aumento en la producción, manteniendo a los carismáticos personajes a cargo de una muy seductora trama.

En esta nota:
  • DESDE EL PROYECTOR

Comentarios