La cuarta transformación de la más draga

¡QUÉ SABE NADIE!

Avatar del

Por: Rodrigo Estrada

La mayoría de las veces los medios de comunicación tradicionales representan la diversidad sexual desde estereotipos que perpetúan ideas dañinas, perjudicando a quienes fuera de una ficción deben sobrevivir a pesar de la homofobia, transfobia o LGBTfobia en general.

En el internet se ha logrado tener espacios autónomos para presentar las diferentes realidades de quienes viven fuera de la heteronorma patriarcal, se puede ver canales en youtube de personas bisexuales, trans u homosexuales que comparten su vida desde su contexto. Sus contenidos sirven de inspiración para algunos y de referencia para otros, para tener un primer acercamiento a otras orientaciones sexuales o identidades de género y quitarse prejuicios.

La Más Draga es el reallity de Drag más importante en México, siendo Youtube la sede de los programas, su éxito ha llegado a otros países, lo que posiciona al país como una tierra de mucho talento en el arte del transformismo. Ser Drag no es ser transexual, aunque personas trans también pueden hacerlo, simplemente es un tipo de performance a través de un personaje (normalmente femenino) con vestuarios y maquillaje extravagante.

Este programa de competencia lleva cuatro ediciones, empezó con una producción muy sencilla pero que dejó encantada a la comunidad LGBT+, pues en el mundo de los antros gay, las Drags son las reinas de esos lugares que ponen ambiente con sus shows y dinámicas de hosteo. Cada edición fue atrayendo a más espectadores, logrando la atención de heteros, principalmente mujeres que quedan impresionadas con las transformaciones que logran algunos de los hombres que concursan.

En esta cuarta temporada han llegado concursantes de diferentes partes del país, incluso del extranjero, una Drag de Chile forma parte de la familia Drag de mayor exposición, lo que muestra el impacto que ha tenido este proyecto. Esta edición cuenta con una gran producción, que se logró por la participación de los fans comprando accesos para las transmisiones en vivo de eventos especiales y la final de la edición pasada.

Las historias que quedan cubiertas por el maquillaje y las pelucas son muy humanas, reales y que se viven en varios hogares donde hay un hijo, una hija o une hije que es de la diversidad sexual. Algunos testimonios son optimistas, donde las familias no discriminan y apoyan, pero también se contrasta con las historias en las que los padres desamparan y segregan.

La Más Draga es un orgullo para la comunidad LGBt+, no sólo por la calidad de producto de entretenimiento que es, sino por la visibilidad que ha significado, además del ejemplo de perseverancia y éxito que muestran, pues es un programa ideado por un par de productores gays, que se atrevieron a crear el concepto que nadie más se quería arriesgar. Cada vez hay más personas que ven el Drag como una opción más para crear entretenimiento y tener una opción para vivir. Viva La más draga y las feminosas.

ACLARACIÓN                                             
La opinión expresada en esta columna es responsabilidad de su autor (a) y no necesariamente representa la postura de AM Hidalgo.
Opinión

Opinión en tu buzón

Deja tu correo y recibe gratis las columnas editoriales de AM, de lunes a domingo

8am

Y tú, ¿qué opinas?