Opinión

La debacle azulgrana

ASTROS XXV

Avatar del

Por: Víctor Eduardo Galván

Humillación, no hay otro adjetivo para describir lo que le hicieron a Barcelona.

Hola mis Astros, en esta edición vamos a platicar de la arrastrada que el Bayern Münich le puso al Barça y por qué Messi debería emular a Tom Brady o al mismo Cristiano Ronaldo y salir del club, pues no hay motivos para continuar, su época culé terminó.

Si bien el Bayern era el equipo que, desde el regreso del fútbol tras el parón, había demostrado ser el mayor candidato a ganar la Champions. Todos esperábamos que el Barcelona pusiera más resistencia, que no cayera tan fácilmente… o por lo menos que metiera las manos. Muchos nombraron este encuentro de cuartos como una ‘final adelantada’ y ya vimos que no.

Tan abultado marcador me recordó al equipo que mis amigos y yo teníamos en la universidad. Nos llamábamos Green Vital y éramos tal vez, el combinado más famoso de nuestro instituto, no por ganar y no solo por perder, perdíamos por marcadores similares a ese 8-2. Ganábamos muy rara vez y la mayoría de los goles que anotábamos eran de nuestro defensa y capitán, él era el único que de verdad jugaba. Todos los demás, unos verdaderos troncos pero, oigan, las risas nunca faltaron, nos divertíamos como nunca en esos partidos.

Nadie predijo tal goleada, nadie esperaba una diferencia tan abismal, menos cuando se tiene al supuesto mejor jugador entre sus filas y claro, claro que Messi tiene mucho que ver en esto. Leí que no se le debía achacar al 100 por ciento la derrota al argentino, pero, si tienes más de una década dominando el fútbol mundial, el equipo yace en tus hombros. Por lo menos debió aparecer directamente en el marcador.

Este resultado es el epítome del cambio generacional que se avecina, del final de una época dominada por Messi y Cristiano. Claro que subyugaron el futbol mundial pues, por lo menos en la Champions League, estas semifinales serán las primeras en 15 años, desde la edición 2004-2005 en las que no está ninguno de esos dos Astros.

El mismo CR7 supo que su época en el Madrid había terminado, por X o Y motivo salió del club y aunque no ha logrado lo que se quería en la Juventus y ahora se rumora que saldrá de la Vecchia Signora, siempre he visto más hambre de triunfo en el lusitano que en Lio. Hace unos años tenía como escuderos a Xavi e Iniesta, con ellos todo lo podía, lograron incluso el sextete pero desde que se volvió el último de aquella generación dorada, le ha costado un mundo ganar cosas con el Barça.

Incluso Tom Brady supo cuando debía cerrar el ciclo con los Patriotas, ya lo había ganado todo, es el jugador con más Super Bowls en la historia y logró infinidad de récords, pero ya no debía seguir en Foxborough. Salió a buscar la gloria a Florida y ya veremos lo que pasará con él. Hambre de triunfo, ganas de nuevos retos.

Desde hace cinco años, los azulgranas han sido eliminados en la Champions por el Atletico de Madrid, la Juventus (aún sin Ronaldo), la Roma en un partidazo, el Liverpool que a la postre fue campeón luego de 30 años y ahora, el gigante teutón hizo lo propio. 

En los últimos 10 años y con Messi en sus filas sólo han logrado ganar una orejona. Muy poco para tener al ‘mejor de la historia’ entre sus filas, ¿no lo creen?

Y claro, le sigo achacando la mayor responsabilidad a Messi, tiene tanto poder dentro del club que fácilmente podría elegir a los refuerzos que llegarán, por años ha necesitado otros escuderos que no pudieron ser ni Dembelé, Griezmann o Coutinho, el brasileño que salió por la puerta de atrás y ahora les hizo un doblete sin festejarlo.

insisto en comparar a Messi con Cristiano, pues, así se ha hecho en la última década y si algo tiene el portugués, es la capacidad para aparecer cuando su equipo lo necesita y a veces, cargar con todo su equipo. Ronaldo ha sido eliminado nueve veces de la Champions, en dichas caídas anotó 11 goles. Lio ha terminado con 11 eliminaciones y solo contribuyó con dos goles. ¿Pecho frío?

Bien dicen que por la boca muere el pez, y vaya que le quedó claro a Arturo Vidal. Previo al encuentro declaró: ‘No juegan contra un equipo de la Bundesliga, sino contra el mejor del mundo’ y claro, el Bayern no pudo anotar ocho goles a ningún equipo alemán.

En fin, Piqué ya declaró que ‘tocaron fondo’, Enrique Setién, director técnico azulgrana no renunció y aseguró que el futuro del club es muy incierto y Bartomeu, presidente culé, dijo que se tomarán decisiones drásticas. Pase lo que pase, creo que se viene una gran renovación en el Barcelona, algo necesario y que debió ser gradual durante el último lustro se hará en mucho menos tiempo.
Quiero aclarar que no soy un anti-Messi, disfruto de su juego tanto como del de Ronaldo, el de Lewandowsky, Neymar o el mismo Mbappe; es solo siempre he creído que el argentino no se comporta a la altura cuando su club o selección lo necesita, pero, un solo jugador no puede contra otros 11, aunque sea el ‘mejor de la historia’.

Nos leemos la próxima semana, mis Astros.

ACLARACIÓN                                          
La opinión expresada en esta columna es responsabilidad de su autor (a) y no necesariamente representa la postura de AM Hidalgo.
Opinión

Opinión en tu buzón

Deja tu correo y recibe gratis las columnas editoriales de AM, de lunes a domingo

8am

Y tú, ¿qué opinas?