La exclusión de Romo

AGENDA SETTING

Avatar del

Por: Florentino Peralta

El secretario ejecutivo de la política pública de Hidalgo, de nombre José Luis Romo Cruz, está más preocupado por su exclusión de eventos sociales, que en al menos tratar de justificar la existencia de la dependencia a su cargo. 

Durante su puesto anterior, como secretario de Desarrollo Económico, se colgó a base de insistencia la etiqueta de “brillante”, pero esa luz se le acabó prontamente cuando lo colocaron para cubrir una vacante, que entendió como ascenso.

Se ufanó incluso de haber colocado sucesor en la dependencia que dejaba, el intrascendente Sergio Vargas Téllez, quien continúa sin siquiera completar la plantilla laboral y se da el lujo de tener acéfala incluso una subsecretaría.

De regreso con Romo Cruz, aquel que desgastó el discurso de ser niño hñähñú y llegar hasta la universidad de Harvard, en Cambridge, Massachusetts, Estados Unidos, aunque sin la claridad de presentarlo como cultura del esfuerzo.

Decía que, de regreso con este funcionario, hace algunos días manifestó mucha preocupación, podría decirse que hasta ansiedad, por no haber sido requerido en la inauguración del centro comercial Vía Dorada en la capital hidalguense.

A dicho evento social se dieron cita el gobernador Omar Fayad, el coordinador del PRI en el Congreso del estado de Hidalgo, Julio Valera Piedras y el propietario del complejo, Juan Carlos Martínez, además de locatarios e invitados.

¿Demasiado banal este texto? Pues es que así es la actitud del secretario ejecutivo de la política pública del gobierno del estado de Hidalgo, un gafete muy largo para alguien que hasta mandó espiar el desarrollo de la inauguración.  

Entre otros subordinados, su chofer tuvo que acercarse a esa especie de alfombra roja para poder fotografiar y reportarle los pormenores del magno evento, lo que hace pensar que no tenía asuntos por resolver que fueran más importantes.

VERBORREA

Quizá la importancia de la exclusión sufrida por José Luis Romo Cruz durante la inauguración de Vía Dorada sea que, más bien asemeja lo que padece al interior del gabinete gubernamental, al que pensó movería a voluntad y está lejos de ocurrir así, solamente es una sombra que ronda por los pasillos. Enfocado desde su llegada en raspar mediáticamente a sus compañeros y no en traducir acertadamente en los hechos lo que su dependencia significa en el papel, aunque quizá no haya tal explicación, por eso sus intervenciones terminan en verborrea.

ACLARACIÓN                                                
La opinión expresada en esta columna es responsabilidad de su autor (a) y no necesariamente representa la postura de AM Hidalgo.
Opinión

Opinión en tu buzón

Deja tu correo y recibe gratis las columnas editoriales de AM, de lunes a domingo

8am

Y tú, ¿qué opinas?