Opinión

La mansión embrujada de summerwind

LA COLUMNA DEL MISTERIO

Avatar del

Por: Romina Marín Islas

Se dice que la actividad paranormal en una casa surge a causa de dos hechos, el primero es que fue antes de ser cualquier construcción fue un cementerio y el segundo porque en ese lugar hubo actos de ocultismo o crímenes, es muy raro que suceda sin alguno de estos dos hechos estén detrás de ellos.

En Wisconsin, existió una mansión con un estilo victoriano, del cual varias familias se enamoraban a primera vista. Al principio esta era solo una cabaña para pescadores, sin lujos, mas bien rustica y con construcción sencilla, pero nunca se ocupo para este fin a pesar de que a un lado contaba con un lago.

En 1916 Robert Lamont, que era un funcionario de alto rango en el gobierno de Hannoveer se enamoró de esta por las grandes vistas que tenia a su alrededor y el fue quien hizo de ella una gran mansión.

Terminando la construcción se mudaron él y su familia, los primeros 15 años vivieron realmente muy felices allí, pero los sirvientes comenzaron a mostrar un descontento asegurando que veían personas en la noche.

Un día la cocinera pego un grito aterrador porque vio a una mujer de cabello negro y largo con una túnica blanca que caminaba al revés, al día siguiente renuncio y abandono la mansión.

Comenzaron los fenómenos paranormales como figuras fantasmagóricas veían fenómenos poltergeist, es decir como ciertos objetos volaban sin manipulación alguna, amanecían con marcas en el cuerpo, marcas de manos como quemaduras, por ende, varios renunciaron.

Robert Lamont a todo esto le daba explicaciones lógicas, diciendo que la madera tronaba, que el viento movía los objetos, hasta que una mañana desde el sótano se produjo un frio invernal que asusto a su esposa e hijos, el se asomo al sótano y vio la cara de un espectro demacrado, comenzó a dispararle, vaciándole todo el cartucho, después bajo al sótano y no había más que los casquillos en las escaleras o en la puerta, pero no había nadie ahí menos rastros de sangre, ahí se convenció de que esto no era normal, decidiendo que se mudarían ese mismo día de la mansión.

Pasaron cuatro décadas para que otro matrimonio formado por Alan y Ginger se mudaron ahí con sus hijos, cuando intentaron remodelarla por el deterioro de los 40 años, se sorprendieron mucho, porque era como si la casa no quisiera ser remodelada, ya que si pintaban la pared se agrietaba, si movían un mueble al poco rato lo encontraban en otro lugar.

Ginger la esposa, comenzó a sospechar de una actividad paranormal, ya que no solo sentía presencias, sino que estas le respiraban en el cuello, escuchaba golpes en el sótano, comenzó a poner trampas para descubrir si en verdad pasaba algo en su casa.

Su esposo Alan permanecía escéptico pero se empezó a desesperar porque contrataba trabajadores para la remodelación y nadie quería trabajar allí, porque la casa para ellos estaba embrujada, así que comenzó los trabajos, movió un mueble de roble para pintar detrás de el, encontrando un agujero con los restos de un cadáver, como no alcanzaba a ver bien llamo a su pequeña hija, fue cuando decidió no hacer nada, tapo el agujero, pinto, resano, acomodando de nuevo el mueble.

A partir de ahí Alan comenzó a portarse de forma extraña como si hubiese sido poseído causando miedo ante sus hijos, fue cuando la pequeña le contó a su madre lo que había sucedido con el agujero, diciéndole que el espíritu que tenía su padre se llamaba Jonathan Carver un explorador del siglo 18 y que por las noches veía a su papa caminando con la mujer de la túnica.

Aunque Ginger no tenía dinero, tomo a sus hijos y se fue de la casa, de Alan no se supo más, ella conoció a otro hombre y se casó con él, su nuevo esposo subsano con amor los actos por los que tuvieron que pasar ella y sus hijos.

Muchos al verla abandonada, entraban a  jugar ouija, entraban espiritistas, caza fantasmas a buscar o descubrir el gran secreto que encerraba esta mansión, siendo testigos de las psicofonías y fenómenos poltergeist de tercer grado, pero todos siempre sufrieron de consecuencias, después de estar en ese lugar, consecuencias, como pesadillas y presencias en las noches.

Después de un tiempo un rayo cayó sobre la casa, destrozándola por completo, dejándola tan solo con dos chimeneas y dos muros, la leyenda apunta a que los espíritus que vivían en esa casa lo provocaron para que nadie mas pudiese vivir ahí.

ACLARACIÓN
La opinión expresada en esta columna es responsabilidad de su autor (a) y no necesariamente representa la postura de AM Hidalgo.
8am

Recibe gratis por email las 8 noticias esenciales de AM, antes de las 8:00 a.m.

8am

Y tú, ¿qué opinas?