Las mujeres nos hacen valientes

¡QUÉ SABE NADIE!

Avatar del

Por: Rodrigo Estrada

En el transcurso del os últimos tres años, el 8M o la celebración del Día Internacional de la Mujer ha ido tomando mayor fuera y relevancia, logrando llevar la reflexión hacia el punto en que el activismo de décadas ha buscado: visibilizar a las mujeres. En la diversidad sexual también hay trabajo por hacer porque, aunque se supone que los hombres homosexuales o gays al ser oprimidos por el mismo sistema machista que a las mujeres, ser gay no exenta de tener comportamientos misóginos.

Si bien, el ser mujer tampoco exenta de ser homofóbica, es común escuchar en historias de personas que quienes les apoyaron en su descubrimiento y aceptación de su orientación sexual fueron sus amigas, mujeres que le dieron fortaleza para sobrellevar el día a día en el que quizá era difícil avanzar entre comentarios burlones o actos de discriminación.

Es común que exista buena amistad entre mujeres y hombres gays, porque la relación es sincera, no hay un interés emocional mayor que el ser fraternos, no existe la tensión sexual como con los hombres heterosexuales que, si bien se puede dar una amistad sincera, casi siempre está más presente la atracción. Los gays pueden ser fantásticos como amigos de las mujeres, pero no todos son así, hay quienes replican conductas machistas y misóginas, las cuales son notables cuando las demeritan por su género, no les permiten participar en los espacios que comparten (casa, trabajo, sociedad), critican su vida sentimental y/sexual; todo ello a causa de que el machismo está tan impregnado en el imaginario social, que sin importar que se comparta el mismo opresor, el gay sabe que al ser hombre puede tener una ventaja frente a la mujer. Es importante tener conciencia de nuestros privilegios y no dar por hecho que el ser diferentes por orientación sexual, ya nos hace tolerantes e inclusivos con otros sectores que también sufren opresión.

Además, sucede que cuando se habla de diversidad sexual, casi siempre se pone la G por delante, letra que representa la palabra gay, que nombra a los hombres que son homosexuales, ¿y la L de lesbianas? ¿Y la T  de las mujeres trans? Quienes encabezan marchas o discursos de inclusión sobre este tema principalmente son hombres, que han podido exponer sus intereses, pero, también falta que las mujeres homosexuales, bisexuales y trans sean escuchadas, que la discriminación por género no se mantenga en el espectro de la llamada diversidad.

Estamos a dos días del 8M, demos una oportunidad de leer los post, ver los videos, entender las imágenes que amigas, conocidas y familiares compartirán, escuchemos a las mujeres, reflexionemos la opresión que sufren y participemos de ese cambio que nos beneficiará a todos, porque al final, lo que ellas buscan es justicia, equidad y libertad.

ACLARACIÓN                                                   
La opinión expresada en esta columna es responsabilidad de su autor (a) y no necesariamente representa la postura de AM Hidalgo.
Opinión

Opinión en tu buzón

Deja tu correo y recibe gratis las columnas editoriales de AM, de lunes a domingo

8am

Y tú, ¿qué opinas?