Opinión

Llegó el Astro

ASTROS

Avatar del

Por: Víctor Eduardo Galván

Astro es una entidad física de gran tamaño que puebla el firmamento, Astro es un ente que con luz propia ilumina la historia de la humanidad, Astro es Aytorn Senna, Astro es Michael Jordan, Astro es O Rei, Astro es Muhammad Alí, Astro es Babe Ruth, Michel Phelps, Tiger Woods, Maradona, Nadia Comaneci y Eddy Merckx.

Algunos astros ganaron la Copa del Mundo, otros son los más veloces de la historia corriendo o dentro de un vehículo, uno puede ser el mejor basquetbolista de la historia mientras en New York todos saben del ‘Bambino’ y alguno que se está quedando sin dedos para coleccionar anillos.

Existen Astros multicampeones que tienen más cinturones que pantalones casa y records mundiales que parecen imposibles de superar pero, todo en esta vida termina y algún día un ente colosal podrá eclipsar la luz de quienes parecen sempiternos ahora.

Astro es quien escribe este texto que, como Santo ‘el enmascarado de plata’ nació en Tulancingo, Hidalgo y desde niño es fanático de los deportes, el Cruz Azul y la vida. 

LOS EQUIPOS DEL ASTRO

Mi Cruz Azul de toda la vida… más decepciones que alegrías, más pasión que éxitos deportivos y prueba fehaciente de lo masoquista que un hincha puede llegar a ser y del amor a tu playera que te obliga a escribir un poema de dolor tras perder una final y recitarlo frente a toda tu clase.

El suplicio comenzó a los tres años cuando a mi papá (portero de toda la vida y también hincha de ‘la máquina’) me puso una playera sin mangas y con un estampado del escudo de 1971, ese que parecía calca de un costal de cemento.

Sin poder defenderme comencé a adoptar los colores, a ver cada ocho días por Televisa y luego en Azteca a un Estadio Azul que desbordaba una pasión que muy poco ha sido retribuida a la hinchada.

Muchos subcampeonatos después me encuentro frente a mi computadora platicando esto a diez, cien o mil desconocidos que leerán –o no- mi texto.


Mi gusto por el futbol americano fue intermitente hasta los 18 años. Comencé con jerseys de los Vaqueros en la infancia, luego fueron los Broncos de Denver e incluso Green Bay en preparatoria.

Un súper domingo por la noche, quedé fascinado por quienes ahora son mi equipo, los New England Patriots. Es por moda, dirán; solo es por Brady, podrán pensar. Esto va más allá, en el Super Bowl 42 cuando los Giants de Eli Manning derrotaron a Belichick y compañía.

No entiendo como pude volverme fanático con una derrota, supongo que es el síndrome de Cruz Azul pero a partir de ahí procuro no perderme los encuentros de la mejor dinastía en la historia de la NFL.

Y tampoco pienso discutirlo pues para ser un Astro debes dominar tu deporte, debes tener más campeonatos, records y mejores números que todos.

Gusto observar otros deportes pero no tengo equipos predilectos, si tuviera que elegir alguno serían los Atlethics de Oaklan en el diamante, Nets de Brooklyn en la duela, Real Madrid en Europa y hasta la Jaiba Brava del Ascenso MX.


Cada 15 días habrá un pedazo de la galaxia en AM Hidalgo, un Astro invadirá tu pantalla para discutir sobre deportes. Una edición puede tratar sobre la remontada más grande en la historia de los Super Bowls mientras otra será una review de una película/documental deportiva o tal vez te explique cómo carajo se lee el confuso marcador del ‘deporte blanco’.


Sé un Astro.

En esta nota:
  • ASTROS

Comentarios