Opinión

Los ángeles de las alas rotas

¡QUÉ SABE NADIE!

Avatar del

Por: Rodrigo Estrada

¿Dónde están las garantías de libertad, seguridad e igualdad? Pareciera que las mujeres viven constantemente un efecto de ruleta rusa por su vida, los hombres homosexuales no pueden expresar su identidad porque debe hay quienes quieren establecer un límite, las personas trans no pueden transformar su identidad porque otros creen que sólo es un capricho. ¿Para quienes sí se pueden garantizar las libertades que presume garantizar el Estado Mexicano?

 El pasado martes se supo del asesinato de un joven de 17 años en Jalisco de nombre Jonathan Santos quien era estudiante de bachillerato en la Universidad de Guadalajara. Jonathan también era activista LGBT+ y hace 3 días apareció sin vida con un tiro en la cabeza.

Esta semana en los alrededores de Tula en Hidalgo se ha extendido una campaña de búsqueda por una joven de 18 años de nombre Mariana quien desapareció desde la semana pasada. Han existido distintas versiones sobre su posible desaparición, la mayoría extraoficiales, cayendo como siempre en la revictimización. Además hace dos días apareció sin vida otra joven de nombre Alondra en el municipio de Atitalaquia. ¿Cómo no sentir tristeza y desconsuelo ante incertidumbre y muerte por doquier?

La esperanza del futuro está siendo asesinada, sus muertes quedado impunes y la violencia cada vez más normalizada. Es lamentable que el mayor sentimiento de justicia venga de saber que un asaltante fue golpeado por un grupo de usuarios, porque la justicia no ha alcanzado lugar en las rutas del transporte público.

Es desalentador leer noticias como esas, sentir impotencia y temor pues de inmediato se viene a la mente de uno la impensable situación en una persona cercana. Nadie quiere vivir algo similar en carne propia. Espacios como esta columna y otras que hablan sobre feminismo, derechos humanos o diversidad sexual tiene la intención de sensibilizar a quienes nos leer, mostrar otro punto de vista y aportar en el cambio de conciencias para encaminarnos hacia una sociedad más justa e igualitaria.

Es frustrante que más mujeres desaparezcan y pocas sean las que regresen con vida, es injusto que más jóvenes sigan siendo asesinados por su forma de querer vivir la vida como si quitaran algo a quien les arrebata el suspiro. Sin embargo, para algunos es exageración hablar de estos temas.

ACLARACIÓN                                           
La opinión expresada en esta columna es responsabilidad de su autor (a) y no necesariamente representa la postura de AM Hidalgo.
Opinión

Opinión en tu buzón

Deja tu correo y recibe gratis las columnas editoriales de AM, de lunes a domingo

8am

Y tú, ¿qué opinas?