Opinión

Morena, reclamo de fundadores

Agenda Setting

Avatar del

Por: Florentino Peralta

Ante la proximidad del proceso electoral para renovar los 84 ayuntamientos de Hidalgo, los integrantes del Comité Ejecutivo Estatal de Movimiento Regeneración Nacional (Morena) intentan cerrar el paso a nuevas incorporaciones, así como hacerse valer ante militantes que ocupan cargos públicos de primer nivel.

El caso del presidente de la Junta de Gobierno del Congreso del Estado, Ricardo Baptista González es el más evidente, luego de ser recriminado públicamente por privilegiar asuntos de la Universidad Autónoma del Estado de Hidalgo y relegar temas de partido, así como por hacer contrataciones sin consultarlos.

Cuando muchos se reían del movimiento político que gestaba el entonces dos veces fallido candidato presidencial Andrés Manuel López Obrador, la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE) apoyó su conformación en Hidalgo, incluso colocaron a Abraham Mendoza Zenteno como presidente. 

Este personaje abrió la puerta a actores políticos de relevancia que ofrecieron su capital para garantizar el triunfo electoral, que de todas formas se hubiera obtenido pero nadie lo sabía, quienes absorbieron candidaturas a diputaciones locales y federales, que a la postre les han permitido posiciones de poder.

Con la incorporación de cuadros emanados de muchos otros institutos políticos, los liderazgos fundadores identificados con la disidencia magisterial se relegaron y aunque están al frente del Consejo Político o integran el Comité Ejecutivo Estatal, se han quedado fuera de toda proyección ante su falta de perfil.

Tras la salida de Mendoza Zenteno hace ya casi medio año, la falta de presidente partidista que marque el rumbo político o disperse la línea a seguir ha dejado que cada uno de los cuadros visibles de Morena tome camino propio sin comentar siquiera sus decisiones con los integrantes del grupo fundador.

ERROR POLÍTICO
Miembros del Comité, que por ahora recae operativamente en el secretario de Organización Luis Enrique Cadena, promueven reformas estatutarias y electorales para inhibir la llegada de aún más actores de otros partidos que, de cara a las elecciones municipales, vean a Morena como cheque al portador. La designación de dirigente estatal permanece en vilo y ha sido también motivo de inquietud en este grupo que rechaza al ex priista Canek Vázquez para que llegue a esa posición, y tras el nombramiento de uno de sus cercanos como coordinador de Asesores del Congreso local, dieron un manotazo mediático para revelar su enojo a través de un comunicado, donde calificaron la incorporación como error político.

Comentarios