Opinión

Música del Universo

MELÓMANO 

Avatar del

Por: Luis Lailson

Lo dijo Maya Angelou, escritora, poeta, cantante y activista estadounidense: “todo en el universo tiene ritmo, todo baila”. Tenía mucho razón y no sólo eso, el universo también canta. Hoy, gracias a los avances tecnológicos, la ciencia lo comprueba.

Las expresiones musicales han estado presentes prácticamente en todas las manifestaciones culturales del mundo; desde el origen de la humanidad, nuestros antepasados trataron de emular los sonidos de la naturaleza, de su entorno, y el resultado fue la música.

La música nos mueve, nos altera o nos rejala, esto debido a que los latidos de nuestro corazón se sinconizan con el beat de la canción en cuestión. Todo el tiempo, aunque no lo persivamos, llevamos un ritmo muy particular en nuestro pecho.

Literalmente llevamos la música por dentro, pero también nos rodea, si cerramos los ojos y prestamos atención, descubriremos que vivimos en un verdadero musical. Todo en nuestro entorno hace música.

Pero vayamos más alla; Monica Gagliano, profesora de la Universidad de Western Australia, utilizando micrófonos especiales, logró registrar el sonido de los girasoles, desmontrando que las plantas se comunican a través de sonidos y vibraciones con otras plantas y otros organismos.

Por si fuera poco, gracias a las investigaciones de la Administración Nacional de la Aeronáutica y del Espacio “NASA”, por sus siglas en inglés (National Aeronautics and Space Administration), se han logrado capatar los sonidos de nuestro sistema solar, los resultados te dejarán sin aliento.

En primer lugar, debes saber que nuestro planeta canta como si se tratara de un ave. Con la ayuda de unas sondas gemelas de la NASA, un grupo de científicos encabezados por Craig Kletzing, lograron capturar el sonido que emite la Tierra conocido como “el coro”, que se trata concretamente de un fenómeno electromagnético causado por las ondas de plasma en los cinturones de radiación de la Tierra, mismo que es imperceptible para el oído humano.

En ese sentido, través de una imagen captada por el telescopio espacial Hubble, la NASA recreó una banda sonora que traduce a sonido la frecuencia y posición de estrellas, galaxias compactas y espirales. Así, comprobaron que en el plano acústico, las estrellas y galaxias compactas crean tonos cortos y claros, mientras que las galaxias en espiral en expansión emiten notas más largas que cambian el tono.

Finalmente, a través de los datos procesados por el Observadorio Solar y Heliosférico (SOHO) de la NASA, en 2018 se lograron escuchar los sonidos del Sol. Alex Young, director asociado de ciencias en la División de Ciencia de Heliofísica, en el Centro de Vuelo Espacial Goddard, explicó que el SOHO capta las vibraciones naturales del Astro Rey y que dichas vibraciones permiten estudiar los movimientos complejos dentro del Sol, desde erupciones solares hasta eyecciones de masa coronal. Nuestro querido Sol suena así. 

Así que es verdad, una vida sin música es simplemente imposible.

REDES:
Facebook: /MelomanoRadio
Twitter: @MELOMANO_radio
Instragram: melomano.media

En esta nota:
  • MELÓMANO

Comentarios