Opinión

Ojalá

SOLILOQUIO 

Avatar del

Por: Leticia Saavedra

En estos tiempos difíciles llenos de cambio e incertidumbre, donde estamos amenazados por una mala situación económica, por una posible enfermedad, por miedo a perder seres queridos, por separarnos, en estos momentos donde replanteamos el significado de la palabra globalización, donde hacemos un alto a la vida y analizamos nuestras prioridades, nos encontramos con una lucha interna de incredulidad, de miedo y conformismo, seguimos en una zona de confort  queriendo aprovecharnos de la situación, pensando que a nosotros no nos afectará,  y es que claro, es más fácil pensar que todo seguirá igual, que en unos días los maestros volverán a las escuelas a hacerse cargo de nuestros hijos, el trabajo podrá retomarse, la vida seguirá como la conocemos.

Nos olvidamos en muchos instantes que la economía cambio, que personas ya no regresarán a su casa, nos olvidamos lo frágil que somos, y ante esto existe una incoherencia aún mayor,  existen miles de personas intentando mantener su vida igual, aún sabiendo que esta es una mentira, personas que hacen de todo por no verse descubiertas de sus engaños, ladrones, mentirosos, infieles, oportunistas,  todos aquellos que solo esperan el momento de poder seguir su vida beneficiándose de los demás, personas que no aportan nada a la humanidad.

Ojalá y sea hoy el día donde nos quede claro que debemos dejar la soberbia a un lado, de creer que merecemos todo, que la vida y el tiempo son regalos inagotables, que estemos consientes que nuestra única obligación por el momento es seguir sanos y con vida,  ojalá sea hoy el día que por fin entendamos que debemos dejar de vivir por los demás, y para complacer a los demás,  donde nos demos un voto de confianza un compromiso firme con nosotros mismos, que aprendamos a decir no sin culpa y si sin miedo, que sea el momento de dejar atrás el pasado y construir una nueva especie, que debemos descansar y parar, para apreciar lo que tenemos,  para ser  quienes elegimos ser,  no dejar nada para mañana,  debemos adaptarnos a lo que viene, solo se pierde cuando no se intenta,  entender el verdadero propósito de la vida,  ocupar sabiamente nuestro tiempo, dejar de mentir y engañarnos a nosotros mismos, tomar valor, pensar y pensar  hasta valorar y reordenar nuestras prioridades.

Ojalá sea hoy el día que decidamos ser mejores personas, el día que nos valoremos, que dejemos de mantener zánganos de nuestro trabajo, de nuestro dinero, de nuestro esfuerzo y de nuestro amor, ojalá que como final feliz de película, hoy sea el día en que salgas corriendo para recuperar a quienes  siempre tienes en la mente, para reconciliar aquellos problemas con tus amigos, con tu familia con tus seres queridos, ojalá que hagas esa llamada que tanto tiempo ha esperado, que pidas esa disculpa, que dejes de criticar, que empieces a aceptar a los demás como son, que por fin dejes eso que te hace daño, que tomes esa decisión.

Mañana saldrá el sol de nuevo y no sabemos que nos espera, pero al menos estoy segura que puede ser un futuro mejor si nosotros así lo hacemos, ojalá hoy lo entiendas.

ACLARACIÓN  
La opinión expresada en esta columna es responsabilidad de su autor (a) y no necesariamente representa la postura de AM Hidalgo.

Y tú, ¿qué opinas?