Opinión

Parquímetros sin participación ciudadana

Nube Estéril

Avatar del

Por: Víctor Valera

El organismo encargado de decidir cómo gasta la presidencia municipal de Pachuca los recursos obtenidos por el uso de los parquímetros, que representaron a las arcas municipales 13 millones de pesos, concluyó su vigencia el año anterior.

Y a la fecha el comité de participación ciudadana sigue integrado por un grupo de empresarios que, en teoría, deciden el destino de ese dinero.

El 13 de abril de 2016 las autoridades municipales crearon un Comité Ciudadano de Movilidad y Mejoramiento Urbano y fue renovado en octubre de 2017, derivado del cambio de administración municipal de PRI a PAN.

De acuerdo con el acta firmada por Yolanda Tellería, el comité electo en aquella ocasión tiene vigencia de un año, por lo que concluyó funciones en octubre de 2018.

Su función: poner en marcha“estrategias para que a través de la obtención de los recursos extraordinarios que se generen en la implementación de parquímetros se materialicen importantes beneficios orientados a los vecinos”.

Además, “el comité se compromete a informar a los vecinos, comerciantes y ciudadanos, mediante la celebración de sesiones”.

¿Quiénes son los encargados de decidir cómo se invierte la recaudación, electos en octubre de 2017?

El presidente del comité es Miguel Tellería Galán; mientras que Lourdes Tamés Pidal es secretaria; Ismael David Villegas Balmori, tesorero; así como Elvia Albertina del Arenal Pérez, vocal.

A través de una búsqueda en internet, se observa que Miguel Tellería Galán es representante de Casa Tellería, quien ha participado en licitaciones para proporcionar herramientas a la Comisión de Agua y Alcantarillado de Sistemas Intermunicipales (Caasim), durante 2016.

Ismael David Villegas Balmori representó en 2018 a Agua Govi en un contrato de compraventa en la Secretaría de Turismo y hay constancia que Elvia Albertina del Arenal arrenda un edificio  ubicado en el centro de Pachuca a las autoridades estatales.

Serían ellos quienes habrían decidido el destino de los recursos de los parquímetros, de acuerdo con el acta firmada por la alcaldesa.

Sin embargo, cualquiera que camine por el centro histórico de Pachuca podrá constatar las condiciones deplorables en que se encuentran las calles con parquímetros: concreto, agrietado; banquetas, resquebrajadas.

Vienen y van, constantes remodelaciones que no mejoran la imagen urbana capitalina. 

Por eso llama la atención que la presidencia municipal destinó 2 millones de pesos provenientes de los parquímetros en la construcción de rampas, banquetas y “cruces seguro” en la colonia Centro, de acuerdo con el informe actualizado en su página de internet.

De la recaudación de 13 millones de pesos en tres años, la presidencia municipal ha invertido poco más de 10 millones de pesos en pintura termoplástica, equipo de transporte, rehabilitación de alumbrado público y todavía no ejerce 2 millones 788 mil pesos.

Ante ello, valdría la pena que el próximo comité esté integrado por habitantes de las calles donde fueron instalados los parquímetros, que conozcan de primera mano las necesidades de los colonos, con un aval social para opinar en el uso de los recursos en beneficio de sus vecinos.

Comentarios