Opinión

Perdónate y perdona

LA MEJOR VERSIÓN DE TI

Avatar del

Por: Romina Marín Islas

¡En estas fechas festivas el sentimientose pone a flor de piel!

Vamos a racionalizar las emociones: ¿Que sientes? ¿Que te preocupa? ¿Que te duele? ¿Que te inquieta?...

 No te puedes dejar llevar solo por el sentimiento, tienes  que ponerlo sobre la mesa y encontrarle una solución antes de analizarlo, dejarlo que pase, después de este análisis, debes de dejar de tocar el tema, hay muchas cosas que en esta época nos pesan más, familia que ya se adelantó,  trabajo excesivo, economía difícil, falta de salud, pensar en sacar una familia adelante, pero si tú no estás bien, no podrás dar lo mejor de ti a los que te rodean.

 Si tuviste un mal día o varios, piensa que eso fueron solo unos mal días y eso no te hace ser el más torpe, trae una lección, la aprendes y sigues, el camino es largo y extremo, a veces hay piedras, subidas, bajadas, no tengas miedo, arriesga, aviéntate, salta, corre a vivir.

Para todo problema hay una posibilidad, una alternativa de modificarlo, siempre piensa que si tú estás mal, hay personas que están peor, no lo digo por ser conformista, solo para que valores, tu problema a veces no es el más grande.

 Y gracias a la vida, tienen fecha de caducidad, nada es para siempre, agarra la vida, ámate, ama, ¡¡¡déjate amar!!!   Somos personas como globos,  llenos de emociones y sentimientos en un mundo de agujas, vuela más alto, para  que no te pinches, pero no te detengas, piensa con la mente, no con la emoción o el el sentimiento, busca respuestas y acciona, y sino hay respuestas, vuélvete aliado del tiempo y la paciencia, todo pasa todo cambia, se feliz con lo que tienes, porque con lo que esperas no lo serás, si ahora no agradeces,  y valoras todo lo que te rodea.

 Recuerda el que: ¡AGRADECE, MERECE! Enfoca tu mente en lo que estás viviendo, no te vayas al futuro, no ha llegado, no te vayas al pasado, solo revive las tristezas y los hubieras se vuelven cuchillos, mira a tu alrededor y concéntrate, con quien estás, lo que estás viviendo, y piensa que la vida es prestada, no sabemos cuándo nos la pidan así es que, a disfrutar, sostente del amor, ¡la esperanza y la fe!

 El mejor regalo es tu vida y salud y lo mismo de la gente que te rodea, sacúdete lo negativo, madura tu emoción, porque no solo es actitud, aunque cuenta, la actitud positiva, la tira un mal clima, un mal momento, pero la emoción madurada y sostenida, ¡te hará libre de sufrimiento y de culpas!

 El apego a las cosas es la causa de nuestro sufrimiento y más si en lugar de ser cosas es alguna persona, porque lo que tu mente ve como algo ya definido o ya como hecho es anticipado, no hay nada escrito, el mundo evoluciona, la gente crece, debemos dejar de pensar en el futuro porque nos causa mucha ansiedad o estrés, aprende a vivir en el presente, en tu aquí y en tu ahora.

 Si tienes que dejar ir, soltar, fluir, créeme que también seguro se irán las cosas negativas, pensar en el hubiera es el acto más desgastante como lo mencionó al inicio de esta columna.  Regálate ser libre mentalmente, no nos enseñaron que el fin de un ciclo en cualquier aspecto puede ser el inicio de algo más maravilloso, fructífero, esperanzador, solo actuamos con tristeza ante lo que ya termino.

 ¡Decir adiós a veces es sano, en otras ocasiones es liberador y siempre es mágico para poder decir hola a lo nuevo! Aprende a hacer las paces con tu pasado, nada más maduro  y emocionante, que dejar de lado los tabiques del pasado, porque no puedes construir tu presente con esos rencores o con esos resentimientos, son innecesarios, y si dices adiós , a lo que ya paso, a lo que no puedes cambiar, te estás dando un respiro profundo para ir encontrando, quien eres, que quieres, que necesitas, perdona porque tú también te equivocas, y por ende comienzas a crecer,  a creer que naciste para ser feliz y empiezas a ser la mejor  versión de ti.

Y tú, ¿qué opinas?