Opinión

Perspectiva

El útil pragmatismo de Anaya.

Por:

Diseño: Grupo AM

Diseño: Grupo AM

“Estos son mis principios. Si no le gustan… tengo otros”

Groucho Marx (Cómico norteamericano)

El famoso Frente formado por el PAN y el PRD comienzan una época política aberrante. Ricardo Anaya, el genio que logró mezclar el agua y el aceite, tuvo la buena idea de ponerse un chaleco amarillo en el PRD. Pide el voto de las izquierdas para encabezar ese Frente que combatirá al PRI, a Morena y a todos los independientes. 


Las ideologías están muertas comenta nuestro amigo y colaborador Humberto Aguinaga. Así parece ser. Luego llegamos a la puerta del “pragmatismo”, una forma de pensar nacida en Estados Unidos que da prioridad al resultado, a la utilidad como instrumento para encontrar la verdad. Anaya muestra una cordura especial o una forma de ver al mundo de forma “maniquea”, es decir, de un lado están los buenos y del otro el PRI y Morena.


Casi es imposible escapar a las ideologías, por más que uno quiera. Vivir es tener una perspectiva, tener un punto de vista y comprender al mundo como mejor nos parece. La visión de Anaya es clara: no importa de donde vengan las ideas, ni de qué color sean, lo importante es que acabemos con el PRI. 


El pragmatismo político lo utilizó el líder más formidable de la historia en Asia, el hombre que ayudó a salir de la miseria a más gente que nunca, Deng Xiaoping. Cuando sucede en el poder a los herederos de Mao, Deng establece en un país comunista que “no importa si un gato es blanco o es negro, lo importante es que atrape ratones”. Luego acuñó una segunda frase fuera de toda la ideología maoísta y marxista-leninista. Dijo que “hacerse rico era glorioso”. Adiós a la ideología pasada. El pragmatismo construye la segunda potencia mundial que pronto será la primera. 


Pero el pragmatismo es en sí mismo un principio ideológico de finales del Siglo XIX, plasmado en el pensamiento de Charles Sanders Pierce, William James y John Dewey. Tres filósofos norteamericanos que le dieron tinte y color al carácter de los protestantes cuáqueros y calvinistas. Lo útil es lo verdadero, lo práctico. 


El PAN, el PRD y Movimiento Ciudadano podrían establecer el primer PPP, el Primer Partido Pragmático. No es una ofensa, ni tiene que ver con la falta de principios. Luego se desprende que el poder es lo práctico. Tener el poder primero para desaparecer al PRI con su historia trágica de corrupción. Luego comenzar una nueva etapa donde se busquen asuntos útiles. Qué sirve y qué no sirve, cuál gato atrapa ratones. 


Para los fundadores del PRD y del PAN suena a herejía, a corrupción de los ideales democráticos, unos liberales y otros conservadores. Imaginemos que Benito Juárez se hubiera puesto de acuerdo con Maximiliano para despacharse a la Iglesia, los dos eran liberales y masones. Muchos juzgan a Anaya como un traidor a los ideales. Imaginemos lo que dirán los Yunques en Guanajuato, unidos a los que proponen libertad en el aborto y casorios del mismo sexo. Toda una novedad pragmática en la contienda. Nadie que sea práctico puede minimizar el poder de Anaya.

En esta nota:
  • El útil pragmatismo de Anaya
  • Perspectiva

Comentarios