Opinión

Prohibir o no el doblaje de la películas en México

DESDE EL PROYECTOR

Avatar del

Por: Mariano Bouchot

Esta semana se dio a conocer que la Academia Mexicana de Artes y Ciencias Cinematográficas (AMACC), propuso reformar el artículo 8 de la Ley Federal de Cinematografía (LFC), con el objeto de prohibir el doblaje al español de películas habladas en otro idioma.


Lo anterior originó un amplio debate dentro de la comunidad cinematográfica nacional. Ante esto, la Academia emitió un comunicado aclarando cuál es su postura respecto al tema. La aclaración refiere que la AMACC no propone la prohibición del doblaje en películas no habladas en español, su propuesta es respetar lo que dicta la Ley: que las películas sean exhibidas en su idioma original… 


La propuesta de la Academia gira en torno a generar un mayor consumo de producciones nacionales. Esto supondría que el público que asiste al cine, elegiría una película mexicana, hablada en español, sobre una película extranjera hablada en otro idioma.


Desde un punto de vista muy particular, creo que eso no sucedería. El problema es más de fondo que de forma. El objetivo para generar mayor público a las producciones mexicanas exhibidas en cines, tendría que ser en la mejora de los contenidos. 


Además, un gran problema que parece no observar la propuesta de la Academia, es daño que se le generaría a la prestigiosa industria del doblaje en México. El doblaje de la mayor parte de contenidos cinematográficos doblados al español, se genera en nuestro país. 


Qué pasaría con los estudios, los técnicos, los actores y todo el entorno profesional dedicado al doblaje en México. Hoy, la competencia en el extranjero es cada vez mayor, si la propuesta a modificar la Ley se concreta, esta industria mexicana que ha sido tradicionalmente excelsa y reconocida en el mundo, tendría su final.


No es una tarea fácil frenar el doblaje para películas no habladas español, que tengan exhibición en cines mexicanos. Las corporaciones que están detrás de la producción principalmente de Hollywood, son verdaderos gigantes que históricamente han demostrado en México, que ninguna ley ha podido hacerles frente.


Desconozco que lo que diga al pie de la letra la propuesta de la Academia, pero espero que quienes intervengan en la revisión, discusión y reformas a la Ley, tengan el suficiente sentido común para evitar una catástrofe en la industria del doblaje en México.


Qué caso tendría obstaculizar el doblaje para las películas con proyección en salas de cine, si el streaming le brinda al público la posibilidad de elegir el audio original o doblado. Si el contenido cinematográfico hecho en México es de alta calidad, no habrá necesidad de prohibir o no el doblaje.

En esta nota:
  • DESDE EL PROYECTOR

Comentarios