Opinión

Retomemos las reglas en casa para vivir mejor

PSICO GUÍA

Avatar del

Por: Brenda Lara Soto

Estamos adaptándonos a un estilo de vida que no conocíamos, convivimos más que nunca con nuestra familia. Algunos días todo marcha muy bien, tanto que nos sentimos capaces de hacer home scholling, otros todo es caótico, complicado y cansado.

Tanto hijos como padres tenemos cambios de estado de ánimo, fastidio, ansiedad, extrañamiento… pero para poder llevar una sana relación en casa es necesario tener muy bien marcado un sistema de reglas, las cuales deben aplicar para todos los miembros de la familia.

A muchas personas las palabras “norma” o “reglas” les suena a llevar un sistema militarizado de conducta y disciplina en casa, pero créanme que es una herramienta sumamente útil para todos y pueden incluir cosas muy sencillas que a la larga formarán parte de la dinámica familiar.

Una norma es un sistema que marca las pautas de comportamiento dentro de la familia y sirven para evitarnos conflictos, malos entendidos, para saber que se espera de cada miembro de la familia y también para reforzar el sistema de valores.

Cada familia puede establecer sus propias normas y si quedan por escrito mucho mejor.

Algunas sugerencias son:

  • Doy los buenos días al despertar.
  • Si yo lo riego, yo lo levanto.
  • Pido las cosas “por favor” y doy las “gracias”.
  • Evito gritar, insultar y agredir.
  • Respeto mi hogar.
  • Colaboramos padres e hijos en tareas domésticas.
  • Comemos en la cocina y sentados en la silla.
  • La hora de la comida o cena es de convivencia familiar.

No importa la edad estas se aplican a todos en casa. Recuerda que tus hijos te observan todo el tiempo y si tu cumples con las reglas de casa para ellos será más fácil seguirlas.

¿Qué pasa cuando las reglas de casa se rompen?

Es importante también crear un sistema de consecuencias que aplique a todos, recuerda que somos parte del mismo equipo.

En nuestra épocas de niños y jóvenes no existía un sistema de reglas bien establecido, todo se daba por hecho, pero al momento de romper alguna, venían los temibles  castigos.

Los castigos son la pérdida de algún privilegio por haberse comportado de la manera incorrecta y sirven para tratar de evitar una conducta por el miedo a lo que va a pasar.

Hoy en día el sistema de castigos ha ido cambiando para aplicar consecuencias.

Las consecuencias son asignadas por los afectados en el rompimiento de la o las reglas y tienen que ver directamente con el error o la falta. Estas sirven para comprender y asimilar tus errores.

Para ser más clara:

  • Regla no cumplida: Los hijos no se quieren dormir temprano
  • Castigo: no podrás ver la televisión una semana.
  • Consecuencia: ya no da tiempo de que se te lea tu cuento de la noche.

Recuerda: Los castigos lastiman y son difíciles de comprender porque no tiene relación con la falta, en cambio las consecuencias ayudan a madurar y a reflexionar.

Los niños son como el cemento fresco. Cualquier cosa que caiga sobre ellos deja huella.

Haim Ginott

ACLARACIÓN                 
La opinión expresada en esta columna es responsabilidad de su autor (a) y no necesariamente representa la postura de AM Hidalgo. 

Y tú, ¿qué opinas?