Opinión

Ser una persona feliz es posible

LA MEJOR VERSIÓN DE TI

Avatar del

Por: Romina Marín Islas

Pareciera un poco complicado, pero es más fácil de lo que imaginamos. El mejor ejercicio para lograrlo es el llamado "amor propio", que no es más que el simple hecho de como te tratas a ti mismo, y que tan comprensivo o inquisitivo eres cuando cometes un desacierto o fracasas en algo que querías lograr.

Basta un sencillo ejemplo. Si soy cruel con  alguien, esa persona me va a odiar. Entonces, si soy cruel conmigo, me odiaré hasta sufrir y llorar, con tal de pagar el precio.

Pero ¿cual es el costo real? Y en todo caso, ¿Vale la pena?

Si nosotros no nos queremos, ¿quién nos querrá? Hay que comenzar por uno mismo y olvidar el "auto-azote" que está fuera de lugar, porque debemos aceptarnos tal y como somos, seres humanos imperfectos que, con mucha intención y fuerza de voluntad, seremos capaces de ser perfectibles.

Por eso te invito a competir contra ti mismo,  y sólo en la medida que logre hacerte crecer y sentir bien.

La clave está en correr el riesgo y probar nuevos caminos. Es ilógico creer que existen  personas que carecen de inseguridades, que no tienen dudas, o que no tienen miedo, pero son esas ‘inquietudes motivacionales" las que inspiran a buscar respuestas.

Nunca olvides que tus pensamientos deben ser coherentes con tus acciones. Atrévete a cuestionarte  para generar dudas y buscar respuestas. Sal de tu zona de confort,  y quizá encuentres nuevas formas de aprender y caminos que nunca hubieras imaginado.

La clave es disfrutar lo que hacemos hasta sentirnos realizados con nuestro desempeño profesional, personal, o familiar. Con todo lo que somos y lo que hacemos, sin permitir que nos distraiga la trivialidad, y las búsquedas irracionales.

La verdadera superación no nace de la culpa, sino de la responsabilidad. La primera viene acompañada del miedo, la angustia o la inseguridad. La responsabilidad, en cambio, mantiene el enfoque y la búsqueda de nuestra superación constante.

Nos encanta tener todo bajo control, incluso el futuro, ¡Pero cuanto desgaste! No tiene sentido pasar el tiempo analizando el mañana. Hay que tener preocupaciones productivas, basadas en hechos objetivos y no en ideas poco probables que quizá no van a suceder, porque magnificamos los sucesos de tal forma que exageramos en suposiciones que nos desgastan e impiden nuestro crecimiento.   

Atrévete a retarte, a cambiar tus patrones de vida que no te hacen mejorar, tu puedes ser la mejor versión de ti mismo, en el momento justo que dejes las excusas y dejes atrás todo lo que ya no vibra en tu sintonía, aceptando que cada día tienes la oportunidad de hacer las cosas de formas totalmente diferentes, y hasta que comprendas que la felicidad no es la meta, sino el camino que va hacia donde tus sueños se hacen realidad.

Y tú, ¿qué opinas?