Opinión

Tenemos que hablar de ellas

DESDE EL PROYECTOR 

Avatar del

Por: Mariano Bouchot

Hace pocos días, en el festival de cine más importante del mundo, el Festival de Cannes, la actriz inglesa Tilda Swinton, expresaba ante la prensa: “Existen muchísimas películas realizadas por mujeres. La pregunta es: ¿por qué no las conocemos?”... Sus palabras están llenas de verdad, su cuestionamiento es duro y quizá no tenga respuesta o quizá tenga un sinfín de respuestas.


En mi carrera dentro del mundo del cine he conocido a muchas mujeres cineastas, pero he visto el trabajo de pocas. Tuve la fortuna de haber conocido y tratado a la maestra Matilde Landeta, pionera del cine hecho por mujeres en México. Ella lucho toda su vida en contra de estereotipos, obstáculos y sistemas.


También tuve el honor de conocer y platicar con la maestra Martha Rodríguez, pionera del cine realizado por mujeres en Colombia, estupenda documentalista y gran persona. Ella al igual que todas las mujeres que abrieron brecha en sus países, en el difícil y cerrado mundo patriarcal del cine, ha roto paradigmas establecidos por un viejo y obsoleto sistema moral.


Hace no mucho tiempo platiqué con Guety Fellin, primera mujer cineasta de Haití. Una persona valiente, dueña de un carácter fuerte. Ella, una directora muy completa, con un trabajo admirable, prueba de ello es su película Haity Mon Amour, presente en numerosos festivales de cine, desconozco si tuvo alguna salida comercial.


Más recientemente tuve el placer de ver extraordinarias películas dirigidas por mujeres. El sembrador, documental dirigido por la mexicana Melissa Elizondo, es, en su factura, una muestra del poderío y talento de las mujeres mexicanas al frente de una exitosa producción cinematográfica.


Ailín en la luna, es un cortometraje dirigido por la argentina Claudia Ruiz, tenía mucho que no veía algo que me removiera las más profundas emociones. Su corto, es una animación de altísimo valor técnico y estético.


A oscuras, es una película dirigida por la también argentina Victoria Chaya Miranda, es un notable trabajo de puesta en escena, con una propuesta muy interesante en la fotografía.


Ani Alva Heler, es ya una directora de cine histórica para Perú, su segunda película No me digas solterona, permaneció tres meses en taquillas peruanas, algo único para una mujer en aquel país.


Las últimas seis mujeres que cito se han dado cita en el Festival Internacional Cine de América, en Hidalgo. Su trabajo merece, por la calidad y el talento que tienen, ser visto más allá de festivales y muestras. Es momento de conocer el trabajo de todas las mujeres directoras.

En esta nota:
  • DESDE EL PROYECTOR

Y tú, ¿qué opinas?