Tokio 2020. Mujeres en el deporte

INSUMISAS

Avatar del

Por: Michelle Ortiz

Los juegos olímpicos han iniciado, después de meses de espera, atletas de todas partes del mundo han llegado a Tokio, sin duda esta edición ha demostrado que son los primero juegos con equidad de género.

Por primera vez en una justa olímpica el número de atletas mujeres representan el 48.8 % del total de deportistas presentes, además fue duplicado el número de eventos mixtos en comparación a la olimpiada de Río 2016. México es representado por 163 atletas , 97 hombres y 66 mujeres. ¡Las niñas y mujeres hacemos historia!

Serán más de 5.400 mujeres las que competirán en 145 pruebas femeninas y mixtas, el 47,4 % de las programadas. Mujeres entre las que se encuentran algunas de las más grandes estrellas del deporte, como la gimnasta Simone Biles, la tenista Naomi Osaka, la nadadora Mireis Belmonte y la ciclista Mariana Pajón.

Las mujeres tuvieron que luchar durante décadas por la igualdad de derechos en el ámbito olímpico. En los segundos Juegos Olímpicos de París de 1900, las mujeres participaron en competiciones separadas de tenis y golf y en equipos mixtos de vuelo de globos y cometas. Sin embargo, esto iba en contra de los deseos del fundador de los Juegos de la era moderna, Pierre de Coubertin. Describió los Juegos Olímpicos como una "celebración del atletismo masculino". En 1912, las mujeres compitieron por primera vez en natación y en 1928 también conquistaron el segundo deporte olímpico principal con algunas disciplinas de atletismo.

Sin embargo, durante mucho tiempo tuvieron que luchar contra los prejuicios. Que algunas disciplinas sobrepasarían sus capacidades o no eran adecuadas por razones estéticas, fue un "argumento" utilizado a menudo. "Por desgracia, la ciencia del deporte no acudió en su ayuda", resume Petra Tzschoppe. "Si las mujeres no hubieran presionado y exigido, hoy no estaríamos tan lejos". Las mujeres llevan corriendo maratones desde 1984. Poco a poco, también conquistaron las artes marciales, por ejemplo, el judo en 1992, la lucha libre en 2004 y el boxeo en 2012. 

Para lograrlo, fue fundamental la labor de Alice Milliet, creadora de la Federación Internacional de Deportes Femeninos y figura equivalente a la de Coubertin para el deporte femenino, que organizó con notable éxito hasta cuatro ediciones de los Juegos Mundiales Femeninos para presionar al COI. Su impulso fue imprescindible para vencer las reticencias de quienes defendían los perjuicios del deporte para las mujeres o su incapacidad para determinados esfuerzos, aunque la incorporación de la mujer era todavía lenta.

Así, la participación femenina no alcanzó el umbral del 10 % hasta después de la Segunda Guerra Mundial, en los Juegos Olímpicos de Helsinki 1952. Un año después, el recién nombrado presidente del COI, Avery Brundage, aún propuso excluir a las mujeres de los juegos, aunque la iniciativa fue rechazada. El primer deporte de equipo femenino, el voleibol, no se introdujo hasta Tokio 1964 y en Seúl 1988 solo uno de cada cuatro atletas era una mujer.

No es hasta 1996, más de un siglo después de su fundación, que el COI enmienda la Carta Olímpica para incluir entre sus fines "estimular y apoyar la promoción de las mujeres en el deporte, a todos los niveles y en todas las estructuras, con objeto de llevar a la práctica el principio de igualdad entre el hombre y la mujer".

Así, el gran salto se ha producido en el siglo XXI, con más de un 40 % de participación femenina en los Juegos Olímpicos y la aspiración de alcanzar la paridad, no solo de forma conjunta, sino en las propias delegaciones nacionales. Según los datos del COI, salvo algún caso aislado en delegaciones pequeñas (Panamá en 1960, Perú en 1976, República del Congo en 1980 o Antillas Neerlandesas en 1984), los primeros países en ser representados por más mujeres que hombres aparecen en Seúl 1988, con Rumanía, Perú y Costa de Marfil.

LA PRIMERA MUJER TRANS EN COMPETIR

Los Juegos Olímpicos contarán por primera vez con una participante transgénero, la levantadora de pesas neozelandesa Laurel Hubbard, de 43 años y que comenzó en 2012 un proceso de reasignación de sexo. Disputará la categoría de +87 kg.

El comité organizador de Tokio 2020 es el segundo en la historia de los Juegos Olímpicos que está presidido por una mujer, Seiko Hashimoto. El primero fue el de Atenas 2004, con Gianna Angelopoulos.

Hashimoto accedió al cargo el pasado febrero tras la dimisión de Yoshiro Mori por el escándalo que generó con unos comentarios misóginos. Los profirió precisamente en una reunión en la que se debatían medidas para aumentar la presencia femenina en la directiva del comité organizador.

SKATE COMO DEPORTE OLÍMPICO

El skate no solo hizo historia la noche del domingo al celebrarse su primera competición olímpica femenina, sino que también dejó el podio más joven hasta la fecha en unos Juegos: la japonesa Momiji Nishiya (13 años), la brasileña Rayssa Leal, con la misma edad, y la también nipona Funa Nakayama (16).

Los nombres de Nishiya y Leal se inscriben de por sí entre los más jóvenes ganadores de medalla en pruebas olímpicas, y junto a Nakayama, constituyen el podio de menor edad visto hasta la fecha en unos Juegos.

TRAJES COMPLETOS EN TOKIO

Las gimnastas alemanas vistieron trajes enteros en la clasificación femenina en los Juegos Olímpicos mientras continuaban manteniendo su posición en contra de la sexualización de su deporte. Algunas de ellas usaron atuendos similares en el Campeonato de Europa a principios de este año, y Sarah Voss dijo que ella y sus compañeras de equipo querían que las jóvenes se sintieran seguras en el deporte.

La mayoría de las gimnastas optan por un leotardo y las que cubren sus piernas en la competencia internacional lo hacen por razones religiosas.

El equipo alemán había usado atuendos similares durante los entrenamientos la semana pasada, y la tres veces campeona olímpica Elizabeth Seitz dijo en ese momento que se trataba de "lo que se siente cómodo".

"Queríamos mostrar que todas las mujeres, todo el mundo, debería decidir qué ponerse", dijo.

FALTA CAMINO POR RECORRER

Por más grato que sea el aumento de la proporción de mujeres en los campos de competición, el mundo del deporte internacional sigue estando dominado por los hombres. Más allá de la presencia de más mujeres deportistas, quedan aspectos en los que profundizar para alcanzar una auténtica paridad en los Juegos Olímpicos. Enhorabuena para estas Campeonas que estarán cumpliendo años mientras compiten en la más importante competencia deportiva del mundo.

Foto por Semillas Heréticas.
ACLARACIÓN                                                     
La opinión expresada en esta columna es responsabilidad de su autor (a) y no necesariamente representa la postura de AM Hidalgo.
Opinión

Opinión en tu buzón

Deja tu correo y recibe gratis las columnas editoriales de AM, de lunes a domingo

8am

Y tú, ¿qué opinas?