Opinión

Tu Imagen Habla

¿Cuántas veces hemos conocido a alguien que luce como una persona organizada pero en realidad es un desastre?

Avatar del

Por: Fernanada Díaz Cravioto

Esta semana profundizaremos en la importancia de tener coherencia entre nosotros mismos y nuestros espacios, llámense: lugar de trabajo, casa, habitación etc. ¿Qué pasaría si tienen una buena amistad con alguien que se ve como una persona seria, organizada, pulcra y cuando conocen su casa es un total caos? Los dejaría asombrados, ¿no es así? Y dentro de los conceptos básicos de imagen es la constante comunicación, por eso la importancia de la organización.

¿Y qué se comunica? Se comunica orden, facilidad para resolver problemas, empatía, alegría y podría seguir con la lista, simplemente debemos de tener en cuenta que transmitimos de manera constante y tenemos que ser congruentes, porque quizás no se trate de una amistad, familiar o colaborador de trabajo, también se puede tratar de nosotros mismos.

La relevancia de contar con espacios limpios y organizados radica en poder tener orden en nuestro día a día, es una manera de tener claridad mental y aunque algunos de ustedes podrán decir: “dentro de mi desorden, tengo un orden”, el ser personas acumuladoras no ayuda a lograr ser prácticos, así que lo invito a llevar a cabo un “detox” o como mejor se conoce una: desintoxicación.

¿Cómo hacerlo? Muy sencillo:

  • Deshazte de todo aquello que no uses, si no ha tenido uso en los pasados meses, no lo va a tener en los siguientes.
  • En modo laboral: la nota con un número, la pluma sin tinta o el sacapuntas roto.
  • Tómense el tiempo de arreglar aquello que no funciona en casa; sea un cajón, electrodoméstico o mueble o hasta de pintar alguna pared manchada.
  • Si tienen hijos es un buen ejercicio para poderlos integrar a la dinámica y que ellos lo puedan hacer con sus juguetes por ejemplo.
  • De vez en cuando vale la pena hacer una limpieza profunda.
  • Hay personas que somos más organizadas y desaprendidas que otras es cierto, sin embargo es un ejercicio asertivo poder dejar aquellas cosas que solo generan una carga de forma visual.
  • Y siempre funciona cambiar objetos de lugar para darle una nueva variante al ambiente.

Estos próximos días aprovechemos el tiempo que estamos en casa para hacer de nuestro espacio un lugar agradable y cómodo para nosotros mismos y para las personas con quienes se comparte porque recuerda que… “Tu imagen habla”.

ACLARACIÓN                                                
La opinión expresada en esta columna es responsabilidad de su autor (a) y no necesariamente representa la postura de AM Hidalgo.
Opinión

Opinión en tu buzón

Deja tu correo y recibe gratis las columnas editoriales de AM, de lunes a domingo

8am

Y tú, ¿qué opinas?